Archivos Mensuales: enero 2014

Desbloquear un Motorola Atrix 4G o ¿que consigo de menos de 100US$?

Los Motorola Atrix, a pesar de ser horrendos teléfonos (estéticamente hablando, por algo los Razr usan Kevlar para sus diseños, parecen un policía mal vestido), pasan a ser unos equipos dignos de cualquier “Geek” que se aprecie, con una relación precio/valor digna de considerar.

motorola-atrix-4g-mb860

Preámbulo

En las postrimerías de las elecciones de diciembre fui asaltado y despojado de mi viejito HTC Desire, que acababa de recibir una actualización CyanogenMod a 4.2 (Jelly Bean); pensando en el teléfono idóneo para adquirir pasé días analizando reviews, comparando dispositivos (haciendo uso de la herramienta comparativa de GSM-Arena):

comparativa-atrix-motog

 

Por ejemplo, me sorprendió que el más moderno (y popular) Moto G no tenga slot para SD y solo tenga una memoria interna de 16GB (exactamente igual que el Motorola Atrix que es 2 años más viejo); pero, lo que más me impulsó a adquirir este equipo fueron las siguientes:

  • Extraordinario bajo precio: lo adquirí en una subasta en ebay por algo más de 60US$, lo que me evitaba el pago de nacionalización excesiva y el pago por compras mayores a 100US$
  • CPU ARMx9 NVIDIA dual-core, con los tunnings adecuados, puede llevarse a 1.2Ghz y su GPU brinda un rendimiento claramente mejor que un GPU Adreno.
  • NO HAY DOLARES!, este es el gran suplicio de los venezolanos, no podemos andar por allí con un fajo de billetes diciendo “aja!, dame un Razr Maxx HD de 32GB y un Iphone 5C de respuesto”.
  • Super-hackeable!: Todos los dispositivos de la serie atrix traen algo conocido como “Webtop”, que permite correr un “mini-linux” cuando se conecta a un dispositivo conocido como lapdock:

Motorola Lapdock

Por ahora, me he comprometido a meterle Android o Kali Linux al Webtop, pero eso es otro artículo.

Preparativos

El equipo que adquirí es un equipo no desbloqueado de AT&T, la versión de Android “oficial” es la 2.3.6 (gingerbread) y el número de compilación de la SBF (ROM binaria oficial Motorola) es la 4.5.145 (tomen nota de esto, encontrarán muchas confusiones acerca de esto).

Al teléfono entonces hay que realizarle un conjunto de cosas en este orden:

  1. SIM-Unlock: o desbloqueo de SIM, AT&T y otros operadores no bloquean las radios de los equipos, sino las SIM-card, no es posible meterle una SIM de otro operador
  2. Desbloquear el bootloader (con esto, podemos instalar un sistema de recuperación -recovery- y una nueva ROM)
  3. Instalar un Android Recovery
  4. Instalar una ROM nueva
  5. Instalar las Google Apps

Necesitamos:

Recovery: http://forum.xda-developers.com/showthread.php?t=1204500
Custom CWM-based Recovery 5.0.2.7-atrix

Advertencia: ESTE PROCEDIMIENTO ELIMINA EL SISTEMA ANDROID DE FABRICA (STOCK), si desean simplemente darle “root” al teléfono y dejarlo con la ROM stock, este no es tu artículo, ¡go away!.

Paso 0: Cargar el teléfono

Esto parece un paso obvio, pero no lo es, algunos teléfonos Motorola tienen la “característica” de requerir más de lo 500 mili-amperios que proporcionan los cargadores USB-genéricos convencionales, sobre todo para la primera full-charge es necesario que la carga sea usando el cargador que viene oficialmente con el teléfono (o algún cargador de pared compatible).

Entonces, encendemos el equipo.

Paso 1: SIM-Lock

He cancelado 14US$ a una empresa que vende códigos de desbloqueo por SIM, hay varias, pero nota, no busquen las más “barateras”, porque te hacen perder tiempo (bueno, puede ser que tengas “suerte”), tardan como 3 ó 4 días en decirte que “no consiguieron el IMEI” y te devuelven el dinero, yo al final del día me he ido por “http://unlockthatphone.com/” y en cuestión de día y medio (pagué una noche y al mediodía del siguiente ya tenía el código) recibí el correo electrónico con el código de desbloqueo de la SIM.

Es un conjunto de números, simplemente encienden el equipo con la SIM-card de la operadora de su elección (en mi caso, Digitel), cuando les pida el código de desbloqueo, lo escriben y listo!.

Un tutorial con video, acá: http://imei24.net/Blog/2013/08/19/como-desbloquear-un-motorola-atrix-2-mb865-de-att/

Al terminar, apagamos el teléfono.

Paso 2: Arrancar en modo RSD Fastboot

El modo RSD (Remote Software Download) permite al usuario “cargar” software al teléfono, se usa por ejemplo, para cargar absolutamente TODO el firmware:

Listado de Firmware oficial disponible para Motorola Atrix 4G: http://sbf.droid-developers.org/phone.php?device=33

Bien, al poner el teléfono en modo RSD podemos “cargar” binarios de tipo SBF al teléfono, con ello podemos por ejemplo reemplazar el firmware de la radio o cargar todo el sistema completamente a su versión “stock”:

Si deseas descargar el último Firmware oficial de Motorola para Atrix 4G: http://sbf.droid-developers.org/download.php?device=33&file=742

NUNCA carguen ROM oficiales completas vía SBF, RSD tiene lectura directa sobre el dispositivo, un fallo en la carga generaría un HARD BRICK (tu teléfono se volvería inservible, y a diferencia de un “soft-brick” no hay manera humana de regresarlo de un hard brick).

Para iniciar el modo RSD Fastboot deberán presionar el botón de Volumen arriba (Volume Up) y el botón POWER a la vez:

y lo dejan presionado hasta que aparezca en la pantalla:

RSD Protocol Support

En este momento, conectamos al equipo vía USB.

Paso 3: Aplicar el SBF

Para permitir desbloquear el bootloader, tenemos primero que descargar el sbf_flash y el pudding en una carpeta de nuestro equipo, que ya debe tener por cierto ADB (Android Debug Bridge), aunque solamente necesitaremos fastboot.

Al estar en modo RSD el teléfono, abrimos una consola de root en nuestro GNU/Linux y nos vamos a la carpeta donde descargamos el sb_flash y el pudding, ejecutamos:

chmod +x sbf_flash

Y luego ejecutamos el “flash” del archivo SBF que estaba dentro del archivo pudding.zip:

./sbf_flash 4547-fix-try2.sbf

Verán en la consola algo como esto:

moto-sb1

El teléfono se pondrá en negro varias veces y luego se apagará, de no apagarse, caerá en modo fastboot.

NOTA: En este momento, si desconectan y apagan el equipo, al encenderlo dará un error “boot 0x001” y la gente entra en pánico (he visto hilos enteros en xda-developers), uno como linuxero, es normal, simplemente NO TIENES UN SISTEMA OPERATIVO, no hay nada que arranque, solo el fastboot!, si haces comentarios acerca de que tu teléfono “no arranca” luego de hacer este paso, estás advertido.

NOTA otra vez: ¡insisto!, el teléfono NO VA A ARRANCAR NADA SALVO FASTBOOT, ¡dejen el trauma!.

Si se llega a apagar y no logran encenderlo el truco es:

  • sacar la batería
  • esperar unos segundos
  • meter la batería nuevamente
  • Arrancar en modo fastboot (Volumen Abajo + botón de encendido) (Volume Down + Power Button)

Ahora, vamos a desbloquear el bootloader!

Paso 4: Desbloqueo del Bootloader

Si conectamos nuevamente el equipo vía USB a nuestro computador con ADB ya instalado, podrán ejecutar el comando “fastboot devices” y verán algo como esto:

./fastboot devices
TA207013NS fastboot

Ejecutamos entonces el comando para solicitar el desbloqueo del bootloader:

 ./fastboot oem unlock

Retornará lo siguiente:

...
(bootloader) Unlocking your device can permanently VOID your warranty.
(bootloader) This process cannot be reversed. If you wish to proceed,
(bootloader) reissue the unlock OEM command containing the unique ID
(bootloader) of your device: 027C108040A002D7
OKAY [ 0.001s]
finished. total time: 0.010s

Es importante hacer notar que el comando retorna un identificador único de equipo (acá en negrillas), con ese ID único repetimos el comando:

./fastboot oem unlock 027C108040A002D7

Y la respuesta será:

...
(bootloader) Device is now unlocked
OKAY [ 7.459s]
finished. total time: 7.459s

Y en la pantalla verán algo como esto:

Untitled-2

Y listo!, ya podemos instalar el recovery.

Paso 5: Instalar el CWM Recovery

He instalado una versión personalizada del CWM para el Atrix 4G, la he descargado (un archivo .img) y usando fastboot utilizo los comandos de borrar el recovery actual:

./fastboot erase recovery

Y luego cargar el recovery con:

./fastboot flash recovery “ruta y nombre del archivo .img”

En mi caso, quedó así:

./fastboot flash recovery /home/jesuslara/android/motorola/recovery-dark-green-atrix5.img
sending 'recovery' (4708 KB)...
OKAY [ 0.250s]
writing 'recovery'...
OKAY [ 0.462s]
finished. total time: 0.712s

Y ya tenemos CWM Recovery instalado.

Apagamos el equipo.

Paso 6: Inicio de instalación de ROM

Para arrancar en modo “Android Recovery”, presionan “volumen abajo” y botón de encendido (volume down+power button), encenderá con una frase “unlocked” abajo, esperen hasta que salga la palabra “fastboot”, cuando salga, podrán cambiar de “fastboot” a “android recovery” presionando varias veces volumen abajo hasta que salga la frase “android recovery”, en lo que esta frase salga, presionan volumen arriba “Volume Up” para confirmar e iniciar el Android Recovery.

Ya en el CWM, es sencillo, este recovery utiliza los botones de volumen para navegar arriba y abajo, el botón de búsqueda es ENTER (SELECT), atrás se logra con el atrás físico (BACK) y las teclas “Menú” y “Home” pueden usarse como arriba y abajo (si no se desea usar los botones de volumen).

Allí, ejecutan las siguientes tareas:

Advanced > Upgrade to ext4

* osh (webtop partition)
* /system
* /data

Luego, Advanced > Wipe Dalvik Cache

Y por último, instalamos la ROM:

Install Zip from SDCard > Choose Zip from SD Card, navegar y seleccionar la ROM (en mi caso, se llama “cm-10.1-20131211-UNOFFICIAL-epinter-olympus.zip”)

Al finalizar, le damos atrás 2 veces y presionamos sobre la opción “reboot now”, y habremos completado la instalación de la ROM.

Paso 7: pre-configuración de la ROM y Google Apps

Al iniciar por primera vez, si lo desean pueden crearse una cuenta CyanogenMod (prestan servicios como “buscar tu teléfono” y otras cosas que se encontraban con la aplicación “MotoBlur”), posteriormente, entran al menú de aplicaciones, buscan en “Configuración” > “Acerca del Dispositivo” y presionen varias veces y rápidamente en la opción “número de compilación”, eso activará un menú oculto conocido como “Rendimiento”, que permite modificar algunas cosas avanzadas de Android (lo veremos después).

Luego de finalizados estos pasos, es hora de instalar las Google Apps.

Simplemente, presionan el botón POWER unos segundos para que salga el menú, escogen “Apagar” y listo. Volvemos a iniciar en modo Android Recovery.

Igual, seleccionan “Install Zip from SDCard” > “Choose Zip from SDCard”, navegan por la SD hasta encontrar el archivo “gapps-jb-20131207-olympus.zip” y listo.

NOTA: esta versión de Google Apps para Motorola Atrix no posee ni Google Now ni Hangouts, deberán ser instalados a mano desde Google Play.

Al reiniciar el equipo (que tarda un poco más mientras se “asienta” la ROM) se iniciará el asistente para configurar la cuenta Google.

 

Conclusiones

Es un equipo modesto, de prestaciones decentes, con algunas características muy interesantes (como Webtop) que fue abandonada por Motorola, que me permitirá volver a la vida digital con un equipo del que estoy seguro, me dará más de una idea loca que publicaremos por acá.

Happy Hacking!

Lo que no te pueden robar …

Recuerdo vagamente un relato griego, tal vez atribuido a Valerio Máximo, que una vez durante una batalla en Sirene, los enemigos habían tomado la ciudad, mientras todos los habitantes trataban infructuosamente de salvar sus pertenencias, observan cómo un hombre, Bías de Priene, marchaba ligero sin llevar nada, al preguntarle, Bías respondió con la famosa frase:

“Omnia mea mecum porto” (Llevo todas mis cosas conmigo), por ende, todo lo que es, lo lleva consigo …

Por lo tanto, incluso aquello de lo que te sientes propietario, será aunque no lo creas de alguien más en algún futuro, lo único que está bajo tu control, lo único que llevas contigo, son tu sabiduría, tus habilidades, la experiencia y los valores.

Son nuestros bienes más preciados, llenos de una riqueza inalienable …

Hace un par de semanas sufrí un robo a mano armada en la ciudad de Caracas, me despojaron del bolso donde llevaba mi portátil, por un accidente de “pereza” mi disco de respaldos (que nunca los llevaba juntos) iba junto a la portátil ese día, también mi único teléfono operativo; por tanto, quedé con menos información de mí ese día que un infante recien nacido.

Pero y con la ligereza de alguien que tira un papel de caramelos, a la voz de “quitate el bolso *terciao*” he tirado mi bolso y he seguido adelante, pensando únicamente en mi futuro hijo, esa parte de mí, de las pocas cosas por las cuales valdría la pena luchar hasta morir.

Ese mismo día, comencé a pensar en las cosas que debía cambiar, como preventivamente resetear claves de servicios, correo, twitter y un sinfin de cosas personales metidas en el teléfono, en cómo recuperar el compendio de información y dar por perdidos 320GB de música perfectamente ordenada luego de años de compendio y trabajo de Musicbrain Picard en acción.

No me entristecí, sentí nostalgia por algunas cosas, pero recordé a Cicerón, dándome cuenta que todas las cosas las llevo conmigo, ese mismo día disfruté una tremenda fiesta a la que el amigo Kenny Ossa del INCES me invitó y bailé hasta el cansancio, mi capacidad de bailar el *gangnam style* un par de horas después de ser robado no se fue con la portátil.

 

Al más puro estilo de la historia “empuja la vaquita”, sentí como mi vaquita fue empujada a un precipicio sin posibilidades de recuperarla, ahora me tocaba comenzar de nuevo.

Y entonces, me sentí orgulloso, al montar un servidor bastión de conectividad para el INCES sin revisar ninguna de mis preciadas notas, ninguno de mis “howto” ni ninguno de mis apuntes, ni abrir mi blog ni cargar google, cuando al final ejecute el “semodule -i” y quedó levantado el SELinux y ejecuté el último “service shorewall restart”, quedando configurado el firewall, me di cuenta que ya todo ese conocimiento estaba en mí, años de experiencia se vieron reflejados en ese momento.

Y me sentí feliz, cuando entonces puse todo ese conocimiento en mi github (algo que debí haber hecho hace mucho), creando un script que lleva un equipo Debian GNU/Linux de recien instalado a un bastión de seguridad completo sin preguntar nada.

Como Hansel y Gretel, seguí mis propios rastros, recuperando cosas de mi correo, de viejos respaldos, hasta música que dejé para que mi esposa escuchara en el computador de la casa, tal como el naufrago de Simónides de Ceos, tal vez llore por mis discos de Queen o Soundgarden, pero sé que será por poco tiempo y algún amigo me repondrá pronto eso, tal como yo alguna vez le compartí dichos discos.

Sé que volveré a ver “The IT Crowd” porque tengo amigos que la ven, sé que volveré a escuchar “Kraftwerk” porque el Internet no se corta ni se arrebata, también recuperaré fotos, no porque mágicamente aparezcan, sino porque tengo una vida por delante para volver a visitar esos sitios y volver a tomar esas fotos … para lo demás está Flickr!

Tomé una Tablet VIT vieja de esas que venían con Canaima y le instalé Android Jelly Bean y le construí su build.prop para que pudiera funcionar correcto el touch, el bluetooth, aplicaciones como gmail, facebook y twitter y recuperar mis redes sociales en algún lado.-

Un equipo arrumado es ahora mi nueva tablet … hubiera seguido arrumado de no ser por mi necesidad …

¡Oh necesidad!, mi viejo celular HTC Desire tenía como 4 años conmigo y esa semana estaba estrenando una ROM Cyanogenmod 10 con Jelly Bean, me imaginé que estaría un par de años conmigo, pero entonces la voluntad me mantuvo en ebay hasta las 3 de la mañana para lograr ganar la puja por un Google Galaxy Nexus, que no será de lo más nuevo *y de moda*, pero rooteado, desbloqueado y con dual-boot para Android Kit Kat y Boot2Geeko Firefox OS, es 1000 veces mejor de lo que tenía antes; creo que debería darle las gracias a los malandros por despojarme de mi viejo traste.

Si algo me ha enseñado la vida es a no sentir apego alguno por lo material, mientras miles de personas hacían colas combatiendo la insolación para comprar cosas materiales como lectores de blueray o TVs de plasma, yo me dedicaba a re-documentar mi conocimiento, incluso ya que tenía que re-instalar todo para volver a documentar ¿por qué no grabarlo en video?, estoy editando en una portátil prestada con 2GB de RAM (si, es un proceso leeeeento) un conjunto de 10 videos que explican como montar un Servidor Debian GNU/Linux, prontamente en youtube.

¿qué recibí de Santa Claus, San Nicolás, el niño Jesús y la Gran Calabaza Gigante?, las ganas de seguir adelante, de sentir que se pueden hacer las cosas mejor, empujas la vaquita y haces otra cosa, dejar a un lado la inercia, la desidia, llenarse de voluntad.

Incluso el mismo día del robo, me llamaron para decirme que mi primera empresa me había comprado un hosting de correo (y lo monté en el servidor que antes hosteaba sólo mi blog) y me pagaron lo necesario para comprarme otra portátil.

Diría mi esposa … ¡Dios proveerá!.

Ni siquiera les deseo mal a esos malandros, ya tienen suficiente mal en el mundo para tener que dedicarse a robar cosas, expuestos a que algún polícia, algún malandro rival o cualquier víctima alebrestada les reviente el cráneo con un disparo, ¿tiene la vida humana el costo de un artefacto electrónico? …

 

Los malandros se quedaron con un teléfono viejo, una portátil y un disco duro de respaldo e-sata de 500GB, probablemente ganen alguna plata para comprarse ese TV de LED smarTV que soñaban, para luego volver a robar y seguir codiciando lo único que saben buscar, cachivaches y armatostes.

Yo me quedé con las ganas de seguir adelante, con esta sensación de que no necesitaba nada de eso para ser mejor, de querer mejorarme continuamente, que mañana tal vez con el esfuerzo de mi trabajo tendré una mejor portátil, un mejor teléfono y una mejor vida, acompañado felizmente de mi esposa y mi próximo hijo …

Un nuevo y mejorado año acaba de empezar …

¡Feliz año a todos mis lectores!

A %d blogueros les gusta esto: