Archivo de la categoría: La Musica de la Abuela

Esta es la variada música que recomienda la doña …

Musicbrainz Picard: La forma útil de ordenar tu colección musical

¿Eres melómano?, ¿fanático de la música o de un artista?, ¿tienes una increíble cantidad de canciones con nombre “unknown artist – track 1” y no sabes ni cómo se llama? …

Bueno, ¡MusicBrainz Picard es tú solución!.

La aplicación

Musicbrainz picard es una aplicación muy sencilla, diseñada por la gente de la página web de Musicbrainz, que no es más que una herramienta que se conecta a las colecciones musicales cargadas por los miles de usuarios contribuyentes (me incluyo) y permite re-etiquetar y re-nombrar nuestros archivos de música (ogg, mp3, flac, wma, etc) para mantenerlos ordenados.

Es una aplicación diseñada en QT4 y es compatible con Linux, Windows y macOSX.

Para instalarla en Debian (y derivados) simplemente ejecuten:

aptitude install picard

Obtendrán una interfaz como esta:

 

Luego de instalado y ejecutado, realizaremos nuestra primera mejora a un disco.

Utilizando Musicbrainz Picard

Utilizar Musicbrainz es bastante sencillo, basta con presionar el botón de la barra de herramientas “agregar archivo” ó “agregar carpeta” para permitir buscar el conjunto de archivos que deseamos corregir:

 

Hemos cargado un disco como ven, de Astor Piazzolla y Gary Burton (Libertango).

Veremos 2 opciones, “analizar” y “Buscar”, la diferencia entre “Analizar” y “Buscar” es clara:

* Analizar: buscará a partir del identificador único de canción (PUID) registrado en MusicBrainz, para ver si la canción está originalmente extraída de alguno de los albumes oficiales.

* Buscar: Extrae los metadatos (nombre de canción, artista, album y otra serie de metadatos) y hace una búsqueda directa en MusicBrainz, útil si tus canciones no fueron generadas a partir de un disco oficial.

Al terminar de buscar, MusicBrainz cuadrará las canciones con sus respectivos albumes:

Si en algún caso, queda alguna canción en el album que no es, o simplemente queda desagrupada (sin clasificar), podemos “arrastrar” la canción hacia la canción coincidente en el album que corresponde.

Arrastrando la canción “Jugband Blues” del disco “Echoes” de Pink Floyd para hacerla coincidir en el disco

 

Cuando presionamos “GUARDAR” este registrará la metadata de cada canción correctamente, además guardará un archivo llamado “cover.jpg” con el arte gráfico del disco (portada).

 

Vemos que además, luego de guardar, nuestras canciones han sido renombradas y re-ordenadas en la carpeta del disco, colocando un archivo “cover.jpg” en la raíz del mismo:

 

Ordenando a Pink Floyd

A veces ocurre, que al ser los umbrales de “coincidencia” muy altos, podría encontrar las mismas canciones en diferentes discos (o diferentes versiones del mismo disco); ejemplo, de Pink Floyd hay diversas versiones de “The Wall”, lo que debemos hacer es verificar la versión “exacta” (disquera, año de emisión y versión de emisión -* UK, US, DE, versión internacional, etc -*) y quedarnos con “esa versión” y pasar manualmente (arrastrando cada una) el resto de las canciones.

 

En este caso, hacemos la selección manual del disco, presionamos botón derecho del ratón sobre el disco con más coincidencias (el primero, “The Wall (7/26)”) y seleccionamos manualmente el disco:

En mi caso, las canciones son extraídas de la versión CD de 1994 (versión del disco original de 1979 “The Wall”) en su versión inglesa (GB: 2 discos CD de 13 canciones cada una editado por Harvest EMI Records);  al seleccionar este disco y volver a presionar “buscar”, y luego de hacer coincidir las canciones faltantes manualmente, guardamos y listo!, tenemos el disco correctamente etiquetado y hasta con su carátula original.

Música: cosas de mi generación

He realizado una segunda carga, esta vez del disco “The Ultimate Collection” del grupo “The Who”, tenemos igualmente que escoger la versión del disco:

 

Mi disco es la versión 2002 americana (US) con 21+14 canciones en dos CDs, cuando los discos vienen en colecciones de múltiples discos (cd1, cd2, etc) debemos cargar un plugin de MusicBrainz para mantener esta “separación” en discos:

 

Esto permite entre otras cosas “quitar” la palabra “disco 1” o “disc 1” de los títulos de las canciones, moviéndolas a una etiqueta separada (disc number); asi la canción se llamará “My Generation” y no “My Generation (disc 1)”.

Lo bueno de seleccionar el disco correcto, es que si quedaron canciones “sin encontrar coincidencia”, es muy probable que al seleccionar esas canciones “sin coincidencia” y volvemos a presionar “Buscar”, Picard podrá mejorar la coincidencia al saber a qué disco van:

Al hacer una segunda búsqueda, la mayoría (salvo 9) canciones pudieron ser identificadas y etiquetadas correctamente, corregimos las 9 canciones manualmente, guardamos y listo!.

Organizando discos con MusicBrainz Picard

Con MusicBrainz Picard no solamente podemos etiquetar y renombrar a partir de la información contenida en MusicBrainz y en cada archivo, tambien podremos realizar tareas como organizar y renombrar a partir de los nombres de fichero: de la forma %artista%/%album%/%tracknumber% %titulo% (claro, que esta expresión es personalizable).

Veamos un ejemplo:

Así está nuestro disco “El alma al aire” del cantante español “Alejandro Sanz”, es el típico “artist – track 1”; está mal etiquetado, así no se llama el álbum, las canciones no tienen nombre; veamos cómo podemos, primero, renombrar los archivos según el artista y el nombre de la carpeta como álbum:

Cargamos la carpeta “ALMA AL AIRE” que no se encuentra etiquetada, veámos como no se encuentran etiquetados los archivos:

Al cargar, seleccionamos el menú “Herramientas > Etiquetar desde de nombres de ficheros” y al presionar “Previsualización” veremos que nos queda de esta manera:

Y presionamos “Guardar” para que guarde estos simples cambios.

Luego, hacemos una búsqueda en la página web de MusicBrainz, para hacer coincidir la mayor cantidad de metadatos (discID, disquera, etc) con nuestro disco:

Hacemos clic en el disco “El alma al aire CD 10 tracks” para ver toda su información:

Luego, seleccionamos todas las 10 canciones, presionamos botón derecho del ratón y en el menú, seleccionamos “Detalles”, le agregamos todos los metadatos coincidentes a nuestro disco:

Ventana de metadatos del disco

Al presionar “Guardar”, le modificamos los metadatos al disco, si volvemos a presionar “Buscar” luego de esto, veremos como rápidamente nuestro disco queda asociado al disco “El alma al aire” de Alejandro Sanz, y veremos como en nuestro disco duro, los archivos han sido “renombrados” y perfectamente etiquetados.

En otro ejemplo, pasamos de esto (un disco mal ordenado de “Los Amigos Invisibles”):

A esto:

El disco “The New Sound of the Venezuelan Gozadera” de 1998, perfectamente etiquetado y con su carátula, con sólo organizar correctamente las etiquetas y luego buscar el disco con Picard.

Conclusiones

MusicBrainz Picard es la herramienta que todo melómano, fan de la música y coleccionista debe tener, permite organizar en carpetas y mover los archivos para mejorar las colecciones, incorporar etiquetas a discos y carátulas, es una herramienta que hace muy bien la tarea para la que fué diseñada, permitirnos tener una colección musical perfectamente etiquetada y ordenada.

Disfruten de su música ordenada con MusicBrainz Picard, ¡Adios a Unknown artist – Track 1!

 

 

 

 

[Conocimiento Libre] Música y compartir …

Una persona hoy en el trabajo me preguntaba como un proyecto de software podía mantenerse con tantas personas de pensamientos distintos dando vueltas alrededor de él, esta persona, acostumbrada al desarrollo de aplicaciones usando ambientes propietarios como Visual Studio y .NET y entornos corporativos; parafraseando el coloquial dicho “muchas manos ponen el caldo morado” hablaba de que jamás podría entender como un desarrollo con mucha gente trabajando de manera colaborativa (software libre) pudiera ser mejor que algo con un líderazgo bien pagado, de marketing y mucho dinero invertido detrás (software privativo) …

Y se me ocurrió un símil que ahora quiero compartirlo con ustedes …

La música: compartir y colaboración

A la típica pregunta “¿Qué musica escuchas?” y a la más típica aún respuesta “De todo un poco”, le recordé cómo la música comercial funciona, pongamos por ejemplo, el Reggaeton, una música eminentemente comercial diseñada para “agradar a las masas” (al igual que el -software privativo-), sin más necesidad que satisfacer una masa ingente de personas que escuchan (-usan-) “lo que sea” y para sacarles algo de plata en discos (-CD-), conciertos (-licencias-) y marchandising (igual que las empresas de software privativo), y bueno, ¿cómo se hace una música comercial? …

Al igual que ese desarrollo “corporativo” con *casi todo* pre-construido y/o pre-hecho, cualquier persona puede montarse a hacer música (-software-), de hecho, una sola y única persona (casa de software) puede montarse en un sintetizador y ella sola tomar un par de loops, unos samples de alguna biblioteca comercial de samples de sonido, un par de beats rítmicos muy conocidos y aunado a un demente gritando sus ansias imperiosas de reproducirse sexualmente, obtendrás el siguiente producto **comercial**:

Tal vez sea (como siempre en las cosas comerciales que te las repiten una y otra vez a través de todos los vehículos de marketing) un exito rotundo, pero ¿es ESO música? …

Ahora, tomando el mismo “ejemplo”, con un líder asumiendo el control de todo (pero con muchísimas más experiencia y más herramientas experimentales a la mano) y dejando de lado el *único y comercial* sintetizador, para trabajar con consolas de audio profesionales, mezcladores y en colaboración con otros músicos, usando pianos, guitarras eléctricas, cuatro, maracas, arpas y claro, asumiendo el hecho que fué hecho hace más de 40 años (antes de que cualquiera pensara en “rock progresivo” o “música experimental” o comprara sintetizadores en tiendas CASIO); el compositor Venezolano Vytas Brenner sorprende con fusiones rock-folk músicales tan increíbles entre las cuales destacan por ejemplo “La Ofrenda de Vytas Brenner” donde le canta a parajes exóticos de Venezuela como Barlovento, Los Andes Venezolanos y “Morrocoy”:

Disfruten la colaboración de Pablo Manavelo en la guitarra eléctrica …

Y hablando de colaboración, se necesitó la colaboración y meses de ensayo (y años de preparación!) para que 50 jóvenes músicos de cuerda (empezando con 12 primeros violines), 30 músicos de madera y metales (y hasta un Xilófono y dos timbaleros) de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Venezuela “Simón Bolivar” y obviamente la dirección magistral de Gustavo Dudamel para que la pieza “Mambo” de Leonard Bernstein suene así:

ESO si es música!, carajo! 🙂

¿Se dan cuenta, que las cosas que salen de la incansable y multitudinaria colaboración de los *muchos* son cada vez más extraordinarias?, ¿cómo la colaboración, aunque más ardua y difícil, produce los resultados más provechosos y agradables? …

Espero que comprendamos lo importante que es la colaboración y cómo el desarrollo colaborativo ha llevado al mundo por rumbos (Internet, Linux, BSD, GNU, Hardware abierto, conocimiento libre, etc) que jamás nos hubieramos imaginado …

A %d blogueros les gusta esto: