Archivos Mensuales: agosto 2015

Exclusión y Excluidos

Un cuento sobre 2 Venezuelas

una persona me escribió “necesitamos y extrañamos un presidente como Marcos Pérez Jiménez”, a lo que respondí, “si claro, porque tu papá no tiene una cicatriz de tortura eléctrica en sus costillas y una quemadura de tabaco en el pecho (firma personal de Pedro Estrada, el esbirro jefe de la Seguridad Nacional)”, durante la dictadura perejimenista, había dos Venezuelas, una que dormía con puertas abiertas, tenía hotel en el Avila con pista de patinaje y conseguía lechugas romanas (traídas de Italia) en los supermercados, estaba ciega que existía otra Venezuela, de intelectuales encarcelados o exiliados, de familias separadas y opositores perseguidos, de torturas y desapariciones, en una de las tantas dictaduras militares latinoaméricanas de los años 50.
Contaba Ramón J. Velásquez que cuando lo apresaron, la gente lo miraba siendo abordado en una camioneta de la Seguridad Nacional como si fuera un malandro, cuando su único crímen fue luchar por la libertad de expresión desde su tribuna, la Universidad Central de Venezuela, dice que tardaron semanas en llegar a Caracas luego del 23 de enero, porque “nadie fue a buscarlos a la prisión de El Dorado” y salieron caminando por la puerta, simplemente la gente encogía los hombros y decía “¿en serio?, ¿aquí había presos políticos?”; porque, para *esa* Venezuela, esta otra Venezuela jamás ocurrió.
Entonces discurre la “Cuarta República”, esa otra Venezuela dividida en dos, donde bajo una “ley de vagos y maleantes” perseguían opositores y los pintaban de malandros o “murió en un enfrentamiento entre bandas” o “un ajuste de cuentas”, donde individuos nefastos y corruptos como Vinicio Carrera, desfalcaron al país y jamás fueron siquiera imputados de crímen alguno; donde bombardearon pueblos enteros como “Cantaura” y pues nadie se enteró que eso ocurrió (por desgracia no existía “el twitter”), para algunos, cosas como “El porteñazo” jamás ocurrieron y sus ideólogos, como Carlos Andrés Perez, son un adalid de la democracia.
Luego viene esta Quinta Venezuela, otra donde volvemos a quedar divididos en dos; donde un presidente gana por unos 200 mil votos y gobierna como si la otra mitad del país no existiera, donde igual persiguen opositores bajo exactamente las mismas patrañas y premisas de la Cuarta, salvo que sin ley de vagos y maleantes, donde los mismos pilotos que masacraron gente en Cantaura ahora son diputados del partido de gobierno y donde los mismos crímenes, ecocidios y destrucción de habitats indígenas ocurre, pero esta vez con ayuda de los Chinos, donde una cantidad enorme de resentidos de la Cuarta República que jamás perdonaron a sus captores y ahora gobiernan como si se tratara de una venganza personal, igual hay cientos de presos políticos (bajo las excusas más mundanas) e igual hay un país dividido en dos, donde los que gobiernan ven *enemigos* en todos los que los adversan y los que adversan ven cualquier momento propicio para sabotear a los que gobiernan …

Los excluidos

¿Y en medio?, los pendejos de siempre, el pueblo, ese que ha vivido escasez tras escasez (ya la gente hasta olvidó la grave escasez del período hiperinflacionario de CAP y la catastrófica quiebra de bancos de Caldera, el gigantesco desfalco de RECADI y el viernes negro de Herrera Campins), los que perdieron sus ahorros de bancos, los que les robaron sus dineros del petróleo, los que sufren el segundo país más violento del planeta tierra y una de las inflaciones más altas del mundo, ese pueblo, jodido por todos, reclama unidad.
¿Es que acaso la MUD cree que si ganan mañana podrán gobernar como si no existiera el Chavismo?, ¿que automáticamente el chavismo desaparecerá?, ¿cree algún opositor por más ultra-radical que sea, que podrá gobernar un país con el Chavismo en contra?, ¿que automáticamente al ganar la AN, cual varita mágica luego ganarán el 100% de las gobernaciones, alcaldías, asambleas legislativas y reinas de feria patronal?, ¿o gobernarán simplemente con el mismo revanchismo, negando la existencia del contrario, como ha gobernado el Chavismo por 15 años?, ¿y es que el Chavismo cree que si siguen ganando por menos del 2%, se merecen el 100% del país sin negociar ni pactar nada?, ¿el país es únicamente de ustedes?, ¿acaso creen que cuando el último profesional *escuálido* se monte en un avión y se vaya del país, el país *mágicamente* se va a arreglar y todo funcionará de maravilla?.
Por toda nuestra historia republicana, Venezuela se ha caracterizado (conservadores, liberales, rojos, caudillistas, guzmancistas, gomecistas) por construir gobiernos de exclusión, gobiernos donde un venezolano olvida al otro, gobierna sin el otro, incluso intentando destruir al otro.
¿Existirá alguna vez la posibilidad de un gobierno de coalición, demostrar madurez de pueblo y exigir que ámbos bandos se sienten a gobernar JUNTOS un país que es de todos y no de una sola facción?.

A %d blogueros les gusta esto: