Archivos Mensuales: febrero 2013

Salvando baterías: salvando tiempo y a la tierra …

Hace un par de meses el equipo que utilizaba como firewall-proxy falló luego de un apagón eléctrico, así que temporalmente lo sustituí con un portatil de segunda mano que tenía en mi casa. Luego de una serie consecutiva de apagones y “no-hay-racionamientos eléctricos” tuve que quitarle la batería al portátil, pero ya era demasiado tarde, “gnome-power-manager” me indicaba que la portátil había perdido un 45% de su carga nominal (de 47.5Wh a 21.4Wh) pasando de 3 Horas a 1.8 Horas en cuestión de 2 meses.

Esto me llevó a escribir este artículo …

Bueno, tengo un amigo que en un par de días su Samsung Galaxy SIII le dañó la batería y ahora sólo le dura unas 6 horas máximo, el “desktop portátil” más caro de la historia.

El mundo de las baterías recargables

Sea que tu “smartphone” se ha convertido en un “desktop portátil” que necesita energía cada 2 horas, o ver esa cantidad de gente con, blackberry en una mano, cargador en la otra, corriendo “para arriba y para abajo” buscando un tomacorriente, las baterías de nuestros equipos se han convertido en el dolor de cabeza de más de uno.
¿Limpias tu casa cada semana?, ¿pules el vehículo cada dos?, ¡pues las baterías también necesitan cuidado!, en un mundo tan orientado al uso de dispositivos portátiles, las baterías son el corazón de nuestros equipos y es necesario cuidarlas para que no nos dejen abandonados.

Controles remotos y “baby-Nokia”

¿Han escuchado a esas personas que dicen, ¡a mi baby-Nokia le duraba la batería 5 días contínuos!?, ¿qué ha pasado en los últimos años?, por lo general en laptops, tablets y smartphones, la seguridad (es decir, evitar el riesgo de que se “incendie espontáneamente” durante un vuelo o la estabilidad de la carga), la resistencia (resistencia a caídas, altas presiones, humedad, sentarse encima, *cariños* del gato, etc) y el tamaño (teléfonos tan delgados que da miedo doblarlos como una tarjeta de crédito o prestarselos al mago “Dynamo”, etc) han sopesado a la durabilidad; además, los dispositivos consumen ahora tanto, que una batería de *baby-nokia* duraría unos 30 minutos.

Una variada familia de baterías ha nacido alrededor de los dispositivos móviles, pero por lo general podríamos agruparlas en 2 grupos:

* Baterías de Litio-Ion y Litio-Polímero: las más comunes y portables, se pueden agrupar en bancos, por lo que son extremadamente comunes en portátiles y teléfonos, son las baterías que ofrecen el más alto grado de carga y un muy bajo nivel de descarga en desuso, son altamente populares en la electrónica de consumo, pero también requieren más cuidados
* Baterías de Niquel y Niquel-Metal-Polímero: baterías de diversos tipos de hidróxido de Niquel, suelen ser comunes en baterías “AA” recargables y cámaras digitales, las baterías de Niquel (en cualquiera de sus formas) suelen tener una alta tasa de descarga en “stand-by” (sin uso, almacenadas ó dentro de un equipo apagado), suelen perder hasta 4% de su carga diariamente (por esa razón, baterías de NiCd o NiMH almacenadas suelen perder su carga luego de un tiempo), también es esa la razón por la cual, siempre se venden descargadas.
Las baterías de Niquel suelen representar entre un 30 y un 60% de todas las baterías de dispositivos recargables hoy día.

Si, cierto, también existen las baterías SLA o de ácido, sólo comunes en motocicletas, vehículos, power-house, UPS, etc

El “efecto memoria”

Uno de los efectos más comunes del “mal uso, desuso o abuso” de baterías es el conocido efecto memoria o “lazy battery effect”, es la capacidad de algunas baterías de “recordar” el término de su última carga, y sólo cargar hasta allí en suscesivas cargas, por ende, en el transcurso de tiempo, la carga nominal de la batería se irá reduciendo notablemente.
Este efecto es característico de las baterías de Niquel, donde las cargas “parciales” (no hasta la carga completa) van afectando la capacidad máxima, pero también corto-circuitos, descargas “profundas” (hasta el cero total) o daño en celdas causan el mismo efecto en otras baterías, como las de polímero y Litio-Ion.

Los enemigos de las baterías

Hay 3 factores que comunmente pueden afectar a una batería, sea cual fuere el tipo:

1.- Carga y Descarga: el factor más importante para el cuidado de una batería es conocer el proceso de carga-descarga de la misma, hay que asumir que esto es distinto para cada tipo (leer muy bien las condiciones del fabricante), pero en general, el proceso podría describirse así:

– Primer uso:
* Niquel: toda batería de Niquel debe recibir una “carga completa” (unas 12-16 horas de carga contínua) antes de su primer uso
* Litio: Aún cuando tengan carga, evite usar las baterías de Litio su primera vez, realice una carga normal (conectar el cargador hasta que indique que “está cargada”) antes de poder usarla

– Primera descarga:
* Niquel: debe dejar descargar las baterías hasta el máximo (y no más de 2%) antes de proceder a una segunda carga, cargarlas hasta que indiquen “carga completa”.
* Litio: realizar “pequeñas descargas” usando y apagando el equipo, nunca permita que baje del 5% de carga, una “descarga total” en su primer uso es fatal para las baterías de Litio

– Cargas parciales y completas
* Niquel: Aunque las cargas parciales son útiles, evite el “efecto memoria” haciendo cargas parciales contínuamente ó desde el mismo valor
* Litio: Las baterías de Litio funcionan mejor con “cargas parciales”, evite las cargas totales salvo pocas veces.

– Descarga
* Niquel: Descargue completamente (por debajo de 2% sin llegar a cero) de manera periódica, para evitar el efecto memoria
* Litio: Nunca descargue totalmente, una descarga por debajo de 5% puede ocasionar daños en las celdas y eventualmente, pérdida en la capacidad de la batería

– Calibración
* En General, toda batería requiere una descarga completa (sin llegar a cero) y carga completa (carga de sanidad, unas 12-16 horas en baterías de Niquel y full-carga en Litio) para su *calibración*, es bueno repetir este proceso de cuidado de la batería cada 2 ó 3 meses.

Uso mientras carga:
* Niquel: Las baterías de niquel son sensibles al uso mientras el equipo está encendido, un dispositivo mal diseñado puede extraer energía de la batería (en vez del power-connector) acelerando el proceso del “efecto memoria”, las baterías de niquel, deben ser cargadas y desconectadas del cargador antes de ser usadas.
* Litio: aunque las baterías de Litio pueden ser utilizadas mientras se están cargando, es recomendable evitar que el “threshold” o nivel de descarga de la misma sea superior al voltaje que recibe del cargador (esto es, la cantidad de procesos ejecutándose consumen tanta energía cómo la que está llegando por el cargador y se compensa con batería), ya que podría dar resultados imprecisos y dañar celdas definitivamente.

– Desconectar cargador:
* Niquel: Las baterías de Niquel suelen perder carga indefectiblemente estén o no conectadas al cargador, así que es mejor desconectar el cargador luego de su carga y no mantenerlas en un cargador no más de 2 días.
* Litio: La carga de una batería de litio es un circuito que pasa electrodos de un lado al otro de la batería, cuando la carga completa ha pasado al otro lado, el circuito se “abre” así que por lo general, un cargador “bien diseñado” debería apagarse, en dado caso y para mantener el ciclo de “carga-descarga” es bueno desconectarla al terminar de cargar.
2.- Temperatura: las altas temperaturas afectan el proceso de carga y descarga de una batería, aunque también algunas baterías (como las de litio-polímero-cobalto de los Iphone 4 y los Galaxy SIII) suelen “explotar” *espontáneamente* ante altas temperaturas (y no es “alta” a la temperatura del Sol, es algo tan simple como 40 grados Celsius, temperatura alcanzable en el interior de un vehículo sin ventilación a las 2 de la tarde); además, las altas temperatuas (y en conjunto con la humedad, en países cálidos como Venezuela) ayudan a la corrosión de las mismas (recordemos que el 90% de las baterías están diseñadas de materiales metálicos), la mayoría de las veces debemos “ayudar” a la ventilación de nuestros dispositivos, sea usando dispadores de calor (portátiles sobre un escritorio) o evitando usarlas sobre el regazo mucho tiempo (tablets).
Por encima de los 40 grados, una batería de Niquel jamás cargará completa, las de Litio no podrán realizar el proceso de “intercalación” de carga (paso de electrones de un polo a otro) a temperaturas superiores a 42 °C; en general, el proceso de carga ocurre mejor a una temperatura de 25 °C.

3.- El Abuso: La gente trata con sumo descuido sus baterías (este amigo al comprar un Samsung Galaxy SIII lo utilizó hasta la full-descarga en su primer día y lo utilizó pegado a la corriente con todos los “features” corriendo, en dos días, los ciclos de full-carga full-descarga dañaron las celdas de Polímero-Cobalto, dejando la batería *casí* sin vida; cargar un equipo y utilizarlo con WiFI, 4G, GPS, Bluetooth y jugando Fruit-Ninja no es lo más *adecuado* para la salud de la batería; tampoco lo es las “cargas irresponsables”, tienes el celular por debajo de 2% y buscas un cargador y un tomacorriente sólo para hacer una llamada de 2 minutos y luego desconectas.

Conclusiones

Son cosas del sentido común, todo requiere un cuidado, desde la pantalla y las teclas, la “pelotita-mouse” de los blackberry, los lentes “libres de grasa y fingerprints” hasta estas baterías recargables, parte principal de nuestros equipos y que a más de uno le han salvado “la vida”.

Cuiden sus baterías recargables, que además de darle más vida a su equipo electrónico, le estarán dando “más vida” al planeta, cada batería que desperdician es cantidades enormes de cobalto, niquel, cadmio, mercurio y otros metales contaminando nuestros suelos y atmósfera.

Colazuela!

Eran las 3 de la madrugada, Aeropuerto de Maiquetía, esperaba un vuelo con destino a Bogotá medio dormilado en el piso sobre mi maleta, cuando un joven Chileno acostado cerca de mí me pregunta ¿qué le pasa a esa gente?, miro hacia donde el joven señala y veo una larguísima cola de personas frente al andén de Copa Airlines, no han encendido los monitores, no hay luz en el mostrador ni han llegado los empleados, ni siquiera ha llegado el personal de Limpieza!, pero ya hay mas o menos 50 personas haciendo cola. Me volteo al joven y le respondo “no sé, bienvenido a Venezuela”.

La cola como estampa cultural

Mi esposa acuñó el sustantivo “Colazuela” luego de un viernes agitado en mi pequeña ciudad, Guanare, era día de cobro de pensiones, así que todos los bancos estaban atestados de viejitos y pensionados, había llegado Harina de Maíz y Aceite de Maíz al Bicentenario y otros abastos (allá Caracas que siempre recibe, acá esas cosas nunca llegan, hasta nos racionan la electricidad!) así que había cola frente a todos estos establecimientos, había cortes interrumpidos de electricidad, así que había cola frente a los telecajeros de algunos bancos, llegué a pensar que vería cola incluso en las plazas para usar las butacas!.

Coleta

La cola, sea humana, vehicular, canina o cualquier manifestación que haga que dos o más venezolanos se pongan uno detrás del otro, es *casi* un deporte nacional, el cualquier lugar, en cualquier momento, serás víctima de una cola:

Cola ARC

Incluso para votar o inscribirse hay que hacer cola!:

La cola como herramienta política

Una de las cualidades de las colas, es lograr la subyugación del sujeto, es decir, forzar a la obediencia plena y pasiva del individuo, forzándolo a pensar que está a merced de aquellos individuos, instituciones, empresas o bancos que lo hacen sufrir la inclemente cola; mientras más agresiva sea la cola (a las 2 de la tarde con el sol inclemente a 34 grados centígrados) la gente se torna más pasiva, dominada por un zanjir invisible blandido con brutal insistencia sobre sus subyugados hasta lograr la total obediencia.

En poco tiempo, terminamos diciendole “comandante” a todo el que nos domina, pero eso ya es otro cuento </joke>.

La cola incluso tiene sus propios métodos de auto-defensa, el “colea’o”, es decir, aquel sujeto que intenta de manera subterfugia evadir la cola, es reprimido por la multitud, forzándolo a someterse al yugo inclemente de la cola; aún cuando la cola no tenga ninguna razón de ser, el “colea’o” es el enemigo público número uno, logrando ser sometido incluso “por la fuerza”:

La cola como forma de vida

La cola (para evitarla, o incluso creándola), se ha convertido en la forma de vida de miles de personas en este país; desde los que duermen el día anterior por 50 ó 100 bolívares frente a los bancos y venden los “cupos de cola”, hasta el vigilante del Banco Provincial de Guanare, que vende los números prioritarios ó toma tus cheques “y te los cobra” por una módica suma; la cola se ha convertido en el sustento de muchos, y muchos pagan para evitarla, hasta volverse algo “cotidiano”

Tal como el “bueno, usted puede pagar este trámite en el banco X, pero no se preocupe, usted deja algo acá para la señora y ella con mucho gusto le hace el deposito, pase mañana por su trámite pagado y el comprobante de depósito de la señora”, ¿a alguno le ha pasado? …

Si no la hay, se inventa

Ciertamente, hay cola en todas partes, en todo el mundo (para muestra, pueden ver las imágenes de las colas frente a los bancos de España por hipotecas y deshaucios); pero los Venezolanos tenemos una cualidad muy interesante, si en un sitio no hay cola, pues es muy probable que un venezolano termine inventándola.

Un día me encontraba frente a la puerta de salida de un vuelo con destino a Caracas, en el aeropuerto Tocumen en Panamá, los operadores comienzan a llamar a mujeres embarazadas, personas con “premium classs”, “business class” y “too much class” a abordar; pero, una cantidad de personas que no han sido llamadas comienzan a generar una cola frente al mostrador, una detrás de otra, aún cuando les piden que se sienten porque no serán llamados aún, las personas siguen en su cola.

Ciertamente es extraño, por ejemplo, a una institución (pública, privada, el SAIME, etc) y ver como la gente comienza a hacer cola una detrás de otra, detrás del primero que llegó, un día, había una larga cola en inmigración de Maiquetía, en sólo 2 áreas de acceso, las otras completamente vacías y nadie se atrevía a salirse de la cola para ir con los operarios del SAIME que estaban desocupados.

Somos capaces de hacer colas completamente inútiles …

nowhere place to go

¿No han transitado la Autopista de Prados del Este o la Francisco Fajardo, con una incansable cola?, y ustedes pensando “¿qué será?, un accidentado?, un choque?, ¿habrá heridos?”, y de repente, al llegar a los Estadios o incluso mucho antes, al pasar Chacaito, la cola simplemente “se esfuma” y tú no tienes ni la más remota idea de cómo perdiste una hora de tu vida?.

Estas son las colas que no llevan a ningún sitio, son más comunes de lo que la gente cree, por ejemplo:

Un día fuí a Movilnet a un reclamo (*as usual*) y me encuentro con una cola moderada, comenzada por dos señoras conversando; le pregunto a la chica de atención al cliente “disculpa, ¿esa es la cola?” y para mi sorpresa esta me responde “no, pase adelante, tome un número”; al entrar a Movilnet mucha gente en la cola “ficticia” comienza a reclamar (tratándome de “colea’o” inescrupuloso), simplemente vieron a las dos señoras conversando frente a movilnet y uno a uno fueron colocándose detrás de ellas sin preguntar siquiera si esa era la cola para Movilnet.

Hoy recordé que deseaba escribir este artículo, porque fuí al Banco Mercantil, que está estrenando los cajeros “multi rápido” como los “servi express” de Banesco o los “Multiexpress” de Provincial; intento pedir un número pero la chica de Mercantil me dice “si su operación es menor a 5000 Bs, deberá realizarla por los multi rápidos”; volteo para ver los multi-rápidos y tienen una inmensa cola que sale del establecimiento, sin embargo, hay 6 multi-rápidos pero solo 2 están “operativos” (según la propia empleada de Mercantil que está allí para “instruir” a la gente), veo un “multi-rápido” con un bolso y una bolsa de galletas encima (que resultó ser de la empleada de Mercantil) pero que su ventanilla de billetes como la de ingreso de tarjeta brillan verde y le dije “acá se puede parar el presidente del Banco Mercantil y decirme que ese cajero no sirve, pero si las ventanillas brillan verde, para mí está bueno y al menos intentaré usarlo”, dicho esto, aparto para una silla el bolso y las galletas de la joven, inserto mi tarjeta y este me dice “ingrese su clave, ¿qué operación va a realizar?”, al finalizar mi operación, bajo la mirada de rabia e indignación de algunos (soy el típico “colea’o” en lo que a Tecnología se refiere) les digo “este telecajero está perfectamente operativo” y salgo; pero me detengo momentaneamente afuera, viendo como la gente se mira entre ellos, con cara de incrédulos, continuando en su larga cola, viendo a ver “quien se atreve” a salirse del establecido estandar de hacer una cola frente a un telecajero.

Cuando la tecnología para evitar colas, la causa …

Los telecajeros son los amos y señores generadores de colas en Venezuela y más los “multi-express”, una tecnología desarrollada para “supuestamente” evitar las colas, genera más de las que previene.

Uno de los mayores generadores de la cola, es esa incapacidad del venezolano de creerle a las máquinas pero si a sus congéneres, les pondré un ejemplo ¿cuántas veces le han creído a alguien que dice “ese telecajero no sirve” sin haber visto a nadie probar el mismo?, me pasa infinidades de veces, llego a una cola, pregunto “¿ese telecajero funciona?” y la gente responde un “¡No sé!” o “la última persona no pudo usarlo” y un sinfín de excusas para simplemente no revisarlo, ¿les ha pasado?.

Un día estaba en un Centro Comercial con mi familia, llego un banco con 4 telecajeros, había una cola de gente utilizando uno solo, la típica respuesta “no sé si sirven los otros”, me llevó a pasar la cola, tomar un telecajero y realizar mi operación tranquilo, les digo “miren!, si sirve” y procedo a retirarme.

Luego de un par de horas de estar con la familia, volteo hacia el Banco y cual es mi sorpresa, ¡La gente sigue usando UN SOLO CAJERO!, ¡INSOLITO!, simplemente ¡a la gente le gusta hacer cola!.

Humanizar, es derogar las colas

Es injusto e inhumano que viejitos de 80 ó 90 años, enfermos con equipos de diálisis ó sosteniendo un atril con una sonda fisiológica, tengan que hacer una cola inclemente para cobrar su pensión, porque el Instituto de los Seguros Sociales no ha inventado formas más “creativas” de mejorar el pago de pensiones y jubilaciones sin tener que someter a burlas y humillaciones a estos seres humanos, que son nuestros padres, abuelos, tios, que dieron su vida por el país y el país les paga, haciendolos dormir desde la noche anterior en las puertas de los bancos para cobrar su disminuida pensión.

Esto es injusto e inclemente, no importa cuánto traten de justificarlo

Ser libres, eliminar el yugo, es quitarse las cadenas y entender, que los bancos no son de los dueños que nos hacen pasar 5 horas en una cola, los bancos son NUESTROS, ¡es nuestro dinero lo que está allí!, en una corrida financiera, si todos retiramos nuestros ahorros quedarán para lavar carros en la esquina!, las instituciones no son de los funcionarios, son NUESTRAS y ellos no están allí para mandarnos, sino para servirnos, para facilitarnos la vida, no para burocratizar nuestra existencia en llevar copias por triplicado.

Pensar “en el pueblo”, no es inventarse una misión “En Amor mayor” y hacer que los viejitos pasen 5 horas en una cola para cobrar esa pensión, es inventar formas de hacer que estos viejitos se queden en casa, disfrutando su familia y sus nietos y que el Estado trabaje “para ellos”, porque al final de cuentas, el Estado somos todos (incluyendo los viejitos) y su gobierno es para nosotros, para todos por igual.

De igual manera, nos toca entender a TODOS, que existen maneras creativas de evitar las colas, valorando el tiempo de los demás, si llegó Harina o aceite a un Bicentenario, pues “deje que la gente haga su mercado tranquila y pones a un empleado a entregar 2 paquetes por persona si está racionado”, no pones a un tipo con altavoz a vociferar “quien quiera harina debe hacer cola y le entregaremos solamente 2”, la gente termina dejándo de lado su mercado para hacer la cola del harina y luego, la cola del aceite, a veces, se van a su casa a traer familiares y se olvidan que “alguna vez” estaban haciendo mercado (un día ví una carne descongelada olvidada goteando sangre sobre cajas de cereal y un pollo crudo sobre los panes de sandwich, las pérdidas por mercancía abandonada ese día fueron mucho peores que las ganancias por haber vendido Harina y Aceite regulado); evitar ese “tercermundismo” de que todo debe hacerse con cola (y quien ha vivido una cola de ASERCA sabe a lo que me refiero) y entender, que el tesoro más preciado que tenemos de Dios es el tiempo, ¡por favor!, no lo malgastemos en miserables colas!.

[Linux] Usando GNU “screen”

Me encontraba dándole una inducción remota de cómo instalar openLDAP y Samba a un compañero, cuando este se encontró con un problema, luego de múltiples *maromas y esoterismos* (el amigo estaba en una máquina Windows) que si Teamviewer, que si Skype compartiendo pantalla, le dije “mira, dame acceso por tu IP pública vía SSH”, y me dijo “pero yo quiero ver lo que haces” …

Dame un minuto, déjame enseñarte *screen*, y de allí surge este artículo.

GNU Screen

Screen es una herramienta extraordinariamente útil, nos permite ejecutar múltiples cónsolas que pueden ser minimizadas y re-adjuntadas a voluntad, compartidas, guardadas, divididas y un largo etcétera de opciones.

GNU Screen es una de mis herramientas favoritas para trabajo en servidores (sobre todo, cuando debo dejar haciendo trabajo en el servidor), sin embargo, he notado lo poco que algunos conocen esta herramienta.

Por la sugerencia del amigo, que debía hacer una guía de Screen en español, es que nace este artículo.

Entendiendo SCREEN

En *screen* se manejan 3 conceptos básicos, la “sesión“, es un área de trabajo, que se crea cuando ejecutas el comando screen.

Una ventana, es cónsola shell abierta dentro de una sesión de screen, una sesión de screen puede contener múltiples ventanas.

Una región, es una división, realizada a una ventana, que dentro contiene otra ventana, uno puede dividir una sesión de screen en 2 o más partes, horizontal o verticalmente y en cada split (porción de una región) desplegar una ventana.

Instalar SCREEN

En algunas distribuciones screen ya viene por defecto instalado, en aquellas donde no lo estuviera, con ejecutar:

apt-get install screen

ó

yum install screen

Será más que suficiente.

Crear una sesión de screen

Con simplemente escribir:

screen

se creará una sesión screen.

Crear una sesión de screen con nombre

screen -S [nombre]

Y entrarás en una sesión de screen con el nombre indicado (nota: si se tienen muchísimas sesiones de screen activas, es muy útil identificarlas por nombre).

Operaciones con screens

Todas las operaciones en SCREEN se activan con la secuencia CTRL+a seguida de alguna letra y/o combinación de letras (presionas tecla CONTROL y la letra a, luego sueltas y presionas la letra siguiente).

Ejemplo:

CTRL+a K : presionar CTRL+a y luego K, matará un programa dentro de una screen.

Screen también admite “comandos”, los comandos se escriben luego de escribir “:” (dos puntos), ejemplo:

CTRL+a “:multiuser off”, detiene el multi-usuario de una sesión.

Dettaching, attaching and re-attaching

Una de las cosas más útiles de SCREEN es la posibilidad de ejecutar un comando muy largo (ejemplo, un rsync) y dejarlo ejecutando dentro de una cónsola y luego minimizar la misma y re-conectarse luego.

* “Minimizar” (detach) una cónsola screen:

CTRL+a d nos permitirá minimizar una cónsola.

Para retornar a la cónsola escribimos:

screen -r

De existir más de una cónsola “minimizada”, veremos un listado como este:

# screen -r
There is a screen on:
4870.pts-4.lexotanil (Detached)
4638.pts-1.lexotanil (Detached)
19936.pts-1.lexotanil (18/02/13 12:46:38) (Attached)

Vemos 2 cónsolas minimizadas (Detached) y una abierta (Attached).

De existir una cónsola múlti-usuario, esta se verá:

19936.pts-1.lexotanil (18/02/13 12:46:38) (Multi, attached)

 Hablaremos de ellas más tarde.

Crear “ventanas” dentro de una screen

Cuando estén en una sesión de “screen” y desean crear una “ventana”, ejecuten:

CTRL+a y luego “c” (c:create), esto habilitará otra ventana.

Para cambiar entre ventanas:

CTRL+a entonces números del 0 al 9: cambiar a la ventana según su ordinal (posición)
CTRL+a entonces “n”: “next window”, próxima ventana
CTRL+a entonces ” (comillas dobles) (Mayúsculas-2): Una lista de todas las ventanas creadas

Esto retorna una lista muy parecida a esto:

Num Name Flags
0       bash      $
1       bash      $
2       bash      $

Esta lista se puede “navegar” (flechas arriba y abajo) y ENTER para seleccionar una ventana.

Renombrar ventanas:

Para darle nombre a una “ventana”:

CTRL+a entonces Mayúsculas+a: Aparece un mensaje debajo solicitando el nombre de la screen (en Debian, por defecto “bash”):

Set window’s title to: bash

Borren la palabra “bash” y pongan el nombre que deseen, con CTRL+a+SHIFT+2 verán:

Num Name Flags

0 prueba $
1 bash $
2 test

El nombre correspondiente de la ventana (muy útil para saber de qué se trata cada ventana).

Dividir en regiones

Se puede dividir una ventana en varias regiones, cada región puede tener el foco de una ventana de screen diferente.

CRTL+a SHIFT-s: permite dividir una screen en dos regiones (ver imagen)

screen-split

Luego, podemos cambiar el foco a la nueva región con:

CTRL+a y TAB (tabulación): moverá el foco a la región siguiente

Al estar en esta región podemos realizar las siguientes operaciones:

CTRL+a SHIFT-C: Crear una nueva ventana en la región
CTRL+a n: nos mueve a la ventana actual (la que está arriba), podemos igual cambiar a las diferentes ventanas ya  existentes (ver imagen)

screen-split2

Para cerrar una región, simplemente se ejecuta:

CTRL+a SHIFT-x : cierra la región actual
CTRL+a SHIFT+q : al contrario, cierra todas las regiones, salvo la actual

Pantallas multi-usuario

Una de las ventajas de usar screens, es que una cónsola pueda ser operada por varios usuarios a la vez, es una de las cosas que más uno realiza y de las qué pocos novatos se enteran.

Crear una sesión SCREEN multi-usuario

screen -S prueba

Al tener la sesión screen activa, activar la cónsola de comandos (CTRL+a y luego presionar dos puntos “:” para escribir comandos de screen)

* Activar el modo multi-usuario:

CTRL+a y escribir “:multiuser on”

En este momento, la sesión puede ser accedida por múltiples personas, pero primero, debemos autorizarlos.

* Conectarse a una cónsola multiusuario:

screen -x [nombre de la screen]

ó

screen -r [PID de la sesión]

* Autorización de usuarios

CTRL+a “:acladd [lista de usuarios]”

La lista de usuarios puede ser uno o varios nombres de usuario, separados por comas:

ejemplo:

CTRL+a ":acladd jesuslara,soporte"

El usuario que creó la sesión de screen, más los usuarios “jesuslara” y “soporte” tienen derecho a acceder a la sesión screen.

* Permisos en la cónsola screen multi-usuario:

La utilidad de las cónsolas multi-usuario es que permiten a algunos trabajar y otros “ver” lo que uno está realizando, los permisos son w:write, r:read y x:execution con los valores “+” (garantizar) y “-” (revocar), luego de los permisos viene el número de la ventana donde recibirá los permisos (el símbolo “#” indica “todas las ventanas”).

ejemplo:

CTRL+a :aclchg soporte -w “#”

El usuario soporte queda sin permisos de escritura en todas las cónsolas screen abiertas.
* Ver los usuarios conectados a una cónsola screen
CTRL+a SHIFT-“+” (CTRL+a “*”)

Retorna la lista de usuarios conectados en una cónsola screen..

Ejemplo de lista de usuarios conectados:

term-type size user interface window Perms
———- ——- ———- —————– ———- —–
xterm 85×25 root@/dev/pts/1 nb 0(prueba) rwx
 

Mensaje a todas las ventanas activas

Podemos enviar un mensaje a todas las ventanas activas de una sesión usando el comando “:wall”

CTRL+a “:wall [mensaje]”

Envía el mensaje a todas las ventanas de la sesión conectadas.

Conclusiones

SCREEN es una herramienta poderosa, que nos permite trabajar de manera cooperativa y colaborativa con cónsolas activas en servidores, sin tener que recurrir a “maromas” cómo pantallas compartidas de Skype, Teamviewer ú otras soluciones “resource-hungry”, algo tan sencillo como SSH y una cónsola SCREEN compartida, nos permite operar con confianza contra nuestros servidores Linux, macOSX/BSD; se puede incluso hacer trucos cómo que ssh-agent genere una screen automáticamente por cada sesión remota SSH que se genere en el servidor, o ejecutar:

CTRL+a y luego SHIFT+H: permite guardar el historial de comandos realizados por una ventana screen.

Espero que el pana @terracenter (quien pidió esta guía inicialmente) y el resto de mis lectores le saquen el provecho necesario, si no conocían screen, espero lo usen, y si ya lo conocían, espero haberles brindado algunos trucos útiles.

Happy Hacking! and screening! 😉

A %d blogueros les gusta esto: