Underworld country …

¡No sé como llegué aquí!, me encontraba huyendo despavorido de un aterrador licántropo motorizado que me pedía la cartera, cuando de repente al cruzar la esquina, una horda de zombies grita sin cesar “un cerebro, oh!, un cerebro”.

¡Oh, wait! …

Esto es típico por estas tierras; grupos de zombies que reciben sin parar órdenes de arriba, que aceptan sin criticar y mucho menos sin entender, desde órdenes contradictorias hasta planes imposibles, todo se ordena y todo se acepta, no pueden oler un cerebro crítico porque ¡lo atacan con todo!.

¿saben?, A veces pienso, ¡Debe ser grato vivir como zombie!, no tienes que pasar horas leyendo planes de gobierno, panfletos políticos o pensar en los argumentos para debatir, ¡solo debo actuar con las entrañas, las tripas, el corazón y más nada!, otro piensa por mí, orquesta mis ideas y me las pasa por TV, las cuales repito sin chistar, ¿qué un empresario bielorruso se llevó mi dinero?, ¡No importa!, ¡ese bielorruso capaz y sabe hacer mejores casas para el llano venezolano que yo que soy llanero! ¿no ves que la capital de bielorrusia se parece muchísimo a San Juan de los Morros?, y así, ¡La ignorancia es una felicidad!.

¿debatir ideas y planes de gobierno?, eso no existe en este mundo, ¿para qué?, tal vez mañana las cambien (es común los cambios de humor de los líderes zombies) así que mejor espero a que las ideas del día me las expliquen en la mañana por TV zombie y no me complico la existencia.

En este mundo el único pecado es dejar de ser zombie, no puedes críticar mucho, pues podrías demostrar tener “mucho cerebro” y se merienden tu cerebelo, o peor aún, podrían considerarte demasiado peligroso para el gobierno y desterrarte a las tierras oscuras …

Cuando llego a tierras “oscuras” (que quedan por el Este del Este) desterrado del mundo zombie, fué como entrar en un mundo de fantasía, ¿no entiendo por qué las llaman oscuras?, inicialmente todo era bello, las cosas funcionaban, todo parecía andar muy bien, ¡Hasta tienen campo de Golf!, la cosa iba de maravilla hasta que uno de los vampiros me solicitó que mostrara la marca de colmillos en mi cuello y la gorra distintiva que los caracteriza; esto terminó en una carrera por mi vida contra un contingente de vampiros que sólo deseaban averiguar mi factor rhesus y grupo sanguíneo.

Hay quienes pensarían que vivir como los vampiros es mucho mejor, dirán, tienen buena moda, escuchan tremenda música como “Nightwish”, “Xandria” o “Lake of Tears” y siempre andan en una gozadera, viajes, lujuria y mil placeres más, porque lo “dark” es lo que está “IN” y el negro, es bueno, “el nuevo negro”, ¿por qué iba a ser eso malo?.

Lo que muchos olvidan o simplemente no les da la **vampira** gana admitir, es que para mantener su status tuvieron que succionar hasta la muerte a cientos o tal vez miles de inocentes; que los vampiros sólo piensan en si mismos ó en la alimentación (rica en carotenos, hierro y gamma-globulina) de sus futuras víctimas, sin mediar en más consecuencias que en lidiar con uno que otro Lycan malandro o que algún zombie “feo y detestable” se “infiltre” en sus sagradas mansiones.

Un vampiro alimenta más sus placeres que a sus empleados, por eso gastan más en viajes al exterior y lujos exagerados (como yates para bailar el Harlem Shake) que en mejoras salariales de sus explotados e inocentes succionados. Por lo general ellos controlan la economía, es normal, no solo de sangre viven los vampiros sino que sus lujos alguien los debe pagar, desde traer a Opeth y Paramore hasta viajes a Las Vegas, la mayoría de estas cosas son pagadas con bancas corruptas, espirales especulativas, explotación mísera de empleados y carteles de precios; si intentas hacerle la competencia a un vampiro en esta tierra, te encontrarás con que o te obligan a igualar tus precios a los demás (y de paso, te echan una mordidita para volverte vampiro) o serás succionado y destruido por no querer pertenecer al selecto grupo de explotadores de esta tierra.

Como es de esperarse, la vida mundana de los vampiros transcurre sin que ellos se percaten de la existencia de “otros seres” distintos a ellos; jugar Golf en un lujoso campo es sólo eso, mover una pelotita por un cesped, no es el esfuerzo de cientos de personas que pulen y cortan la grama, que limpian pisos y suciedades vampíricas en los baños, zombies-caddies para cargar bolsas de palos y en fin, cientos de salarios míseros y explotados empleados para que un par de vampiros puedan mover una pelotita por un gigantesco e inútil campo verde.
Los tristes succionados viven en un círculo de zozobra, si se alebrestan mucho, el sistema vampírico te succionará hasta morir, si te levantas con valentía y demuestras inteligencia, te comerán los zombies, así que la gente, presa del miedo, vive rodeado de malandros lycanos, explotadores vampiros y hordas zombies sin más remedio que quedarse en la oscuridad y sometidos a la ignominia del sistema; ahí entendí por qué lo llaman “la zona oscura” …

Lo peor en toda esta tierra, es que muchos vampiros se han logrado infiltrar y gobiernan el mundo de los zombies, enriquecidos a la sombra de su oscuro poder y protegidos por los zombies, que afortunadamente no preguntan mucho y se lanzan a comerle el cerebro a cualquiera que ose acercarse a los vampiros regentes, perfectamente camuflados y que ordenan qué se debe creer y qué no se debe creer.

Luego de correr mucho y de haber recogido algunos cuántos como yo en el camino, no nos queda otra que escondernos; simplemente para proteger nuestro cerebro, nuestra sangre y nuestras ideas (y de vez en cuando de algún lycano que solo quiere matar y ver sangre desparramada cual película de Quentin Tarantino).

Al final, tu vida transcurre en una trinchera, armado hasta los dientes con ideas, balas de plata, estacas, ajo y como no; por si acaso, agua bendita, ¡Nunca se sabe!.

Acerca de phenobarbital

http://about.me/phenobarbital

Publicado el 15 abril 2013 en Escritos, Ni idea de donde ponerlo. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Mi comentario superfluo: siquiera que fuera Opeth lo que los vampiros gustasen traer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: