Ni blanco, ni negro

El mundo no es blanco, ni negro, ni siquiera la presencia de ambos; no estoy seguro de la cantidad de escalas de gris que podemos encontrar (y les aseguro que son más de 50), vivir eternamente en las tinieblas es malo, pero incluso vivir eternamente en luz lo es, desprecias el valor de las sombras, de lo mundano, ya dice el dicho que se requiere la oscuridad, para apreciar la luz.

Es tan difícil a los radicales hacerles entender qué este mundo no les da la razón, ¡jamás!, no puedes estar en un bando sesgadamente sin admitir la existencia del otro y lo que es peor, de admitir que también ese bando tiene errores, defectos que criticar duramente ó virtudes que aplaudir.

El mundo, no es tan fácil de pintar como un Ying-Yang, el mundo, es esa infinita escala de grises en la línea media del círculo e incluso, como verán, siempre dentro del negro encontrarás algo de blanco, al igual que hasta el hombre más puro, puede tener algún secreto oscuro.

Estar a favor de algo no implica, necesariamente, estar a favor de todo lo demás, este principio ha sido desvencijado por la intolerancia y la ignorancia, creyendo que se es “incongruente” o inconsecuente con lo que se predica, además, ha sido el fomento, en diversos gobiernos y regímenes, de tendencias ideológicas fascistas, sí, si no lo sabían, fascismo no es ni ser “opositor” ni estar con el gobierno, fascista es aquella persona (y los hay en ambos bandos) que considera que sus ideas son las únicas que deberían existir, pregonando radicalmente su intolerancia bajo la máxima del fascismo, “Todo conmigo, nada fuera de mí, nada en contra mía”, si tu vida se ve circunscrita por esa máxima, por favor, detén tu lectura acá y retirate, es por tu propio bien.

De Juche a las monarquías

La máxima de la doctrina Juche reza más o menos así, “los dueños y garantes únicos de la revolución y su construcción posterior son el pueblo” (- Kim Il Sung) conlleva una máxima colectivista-autarquista, al conferir al individuo, como último garante de la protección del colectivo, donde la autodeterminación e independencia de los pueblos es el principio fundamental con afianzada autoafirmación como individuos en favor del colectivo ¿cómo no estar de acuerdo con una filosofía así?, lo que no puedo estar de acuerdo es que lo que lees sobre la doctrina Juche es muy distinto del corporativismo fascista de Estado instaurado en Corea del Norte, donde la autarquía (Estado autosuficiente) es el mito de sólo darle de comer arroz, pescado y vegetales a millones de ciudadanos, donde el colectivismo es falso ya que el Estado es el único dueño de las fábricas y donde la ONU/OMS y la FAO han tenido que salir en su ayuda por graves hambrunas luego de las increíbles pérdidas de las cosechas de arroz; pero, si hay dinero de sobra para construir misiles balísticos y bombas nucleares.

Para explicar en “buen venezolano” el comportamiento del gobierno de Corea, es como aquél malandro que se sube a un autobús, y con mucha decencia dice “buenas tardes señoras y señores pasajeros de esta unidad de transporte colectivo, he venido acá con esta arma a despojarlos de todas sus pertenencias, por favor, ¡a bajarse de la mula!”, pedir ayuda y comida “o atente a las consecuencias y allá van varias bombas nucleares”, es cuando más, un cinismo político.

Tampoco puedo estar de acuerdo con que la autodeterminación tan hermosa que reza la doctrina Juche, se haya convertido en un estado autocrático colectivista con el ejército más grande del planeta a su disposición para defenderlo, y que el individuo, el fin último de la doctrina, sea sólo un soldado-títere para defender la autocracia monárquica en la que se ha convertido el gobierno Coreano, donde el poder “constitucionalmente” se hereda de padre, a hijo, al nieto loco que nos quiere llevar a una guerra nuclear.

Pero, no estar en contra de Corea del Norte, no significa “ipso-facto” apoyar los perros de la guerra de USA, que aprovechando la débil situación política de la península Coreana, se ponen a hacer “ejercicios militares” para ver cómo obligan a Corea a ir a la guerra y ellos “obtener sus millones de dólares” en juguetes bélicos para “irse a jugar a un patio ajeno”.

Así que, puedes estar a favor de Cuba y en contra del imperialismo, si así lo desea, pero estar a favor del gobierno autocrático de Corea del Norte es simplemente, o un desconocimiento TOTAL de lo que allí ocurre realmente, o simplemente eres un fascista más, y ya te dije allá arriba que no sigas leyendo.

El Conflicto de Oriente Medio

Una de las cosas que más discusiones gasta es lo que está ocurriendo en Oriente medio, yo creo que ni ellos mismos saben que está pasando, también es muy difícil asumir un partido u otro ya que allá (y eso que se hace llamar “Tierra Santa”) ninguno es un santo ni dueño absoluto de la verdad.

Se puede estar en contra de la instauración del Estado de Israel y la autodeterminación de sus individuos (Sionismo) sin tener que estar en contra de la propia religión, ¿por qué entonces apedrear, grafitear y atacar sinagogas?, es como estar en contra del Gobierno del Banco del Vaticano y la pague incendiando iglesias católicas, son tan ignorantes los argumentos que se esgrimen al respecto, que muchas veces me doy cuenta que son “loros adoctrinados” sin el más mínimo conocimiento de lo que allí está pasando.

Yo de mi parte, tengo sentimientos encontrados con el principio Sionista de la instauración del Estado de Israel, ya qué el principio, aunque se basa en una idea muy válida (y confirmada históricamente) de la pertenencia del territorio de Israel a los judíos que allí la han habitado desde milenios y se convirtió en su “tierra prometida”, también es cierto que han perdido este territorio una y otra vez ante cualquier invasor extranjero, incluyendo egipcios, persas, romanos, sarracenos (musulmanes) y más recientemente ante los Turcos Otomanos y los Mamelucos, de ser cierto el principio de que “la tierra es tuya, a pesar de que la invadan potencias extranjeras”, entonces Inglaterra y Holanda (y más modernamente USA) deberían devolver todas sus tierras de ultramar que han retenido a sus invadidos, cómo devolver Guantánamo a Cuba, Guayana a los Venezolanos o Las Malvinas a los Argentinos …

Ah!, ¡cierto!, ganaron el territorio por la guerra en 1948 y lo re-afirmaron en la guerra de los seís días de 1967.

Quid Pro Quo

Aun así, el Estado de Israel está instaurado, sobre un territorio dividido por los Ingleses y por una tradición histórica desde las Cruzadas, nombres como Cisjordania (“de este lado de Jordania”) o Transjordania (“más allá de Jordania”) son tan árabes como el propio nombre del Estado que se defiende “Palestina”, que deriva de “Filistina”, tierra de los Filisteos, uno de los pueblos judíos descritos en el viejo testamento de la Biblia. Se defiende, claramente, una división “inglesa” realizada luego de la primera guerra mundial y no una división territorial árabe genuina, si en oriente medio se aceptaran divisiones territoriales étnicas-culturales, se hubiera permitido la separación del Estado Libre del Kurdistán y no distribuir al pueblo Kurdo entre Estados políticos creados netamente con política occidental (Irán, Irak, Kazajistán por política inglesa, al igual que Siria y Jordania/Líbano por separación Francesa).

Aún así, estoy a favor de la instauración de ambos Estados, Israel y Palestina, los ciudadanos no son culpables de las políticas intervencionistas y las divisiones arbitrarias creadas en oriente medio en el último siglo, pero ya son Estado, tienen el derecho a su auto-determinación como pueblo, a lo que jamás voy a estar a favor, es de usar esa “auto-determinación” cómo plataforma anti-semita y usar Palestina como bastión del hezbollah y como vía de ataque al pueblo de Israel, o utilizar tu sionismo como vía a la militarización de la sociedad y convertir la “Tierra Santa” en un campo de guerra con la pérdida de interminables vidas.

¿Dónde quedaron el socialismo de la Histadrut y la convivencia pacífica?

El Ninismo …

Y claro, bajando a estas tierras, este par de ejemplos nos dan muestras claras de lo divergentes que pueden ser la realidad “y lo que se profesa”, aún recuerdo cómo durante la guerra del Líbano de 2006, todo el planeta (incluso sorprendentemente la Secretaria de Estado Hillary Clinton) condenaban la brutalidad y agresividad del ataque y los bombardeos israelíes a Líbano, Palestina y Franja de Gaza; sin embargo, por aquello de “La línea editorial oposicionista ciega”, el internacionalista de Globovisión defendió a capa y espada la intervención Israelí en el Líbano; claro, ese mismo día, alguien de VTV se “enorgullecía” de los ataques terroristas a colonos en Hebrón que Hezbollah había lanzado en contraofensiva.

No puedo estar a favor de Siria, de ningún bando, no puedo estar a favor de un gobierno que desea estar en el poder así sea bombardeando y asesinando a su propio pueblo en su propio territorio ni de una oposición que ve “enemigos” en cualquier colaboracionista de Bashar Al-Assad.

No estoy con el “Stalinismo” soviético, y no puedo estarlo, por mucha lectura bonita del “Qué Hacer” de Lenin que trajera mi papá (un viejo comunista del PCV) a casa, por mucho que  prometieran un Estado Colectivista y una “Dictadura del Proletariado”, acá lo único que ocurrió fue un hombre *eternizado* en el poder hasta su muerte, no sin antes barrer con la vida de 20 millones de personas.

Y claro, tampoco puedo estar a favor de la Doctrina Monroe que bajo la premisa de “América para los Americanos” y con un romántico sentimiento nacionalista de proteger a USA de las invasiones británicas, se convirtió en la clave de la teoría expansionista-intervencionista de Estados Unidos por los próximos 2 siglos (véase el precepto-corolario de “La Moral Internacional” de Theodore Roosevelt, que aún se mantiene vigente para justificar las intervenciones americanas en suelo internacional), hay que recordar que no sirvió solamente para “expulsar a ingleses y franceses” de las fronteras norteamericanas, sirvió además, con apoyo de USA, para el “reparto” de otras tierras en América Latina que fueron arrebatadas por el imperialismo británico, entre ellas Belice, Las Antillas “Holandesas”, La Guayana Esequiba ó Las Malvinas argentinas.

De tal manera, no puedo estar a favor de “ridículos románticos” que hablan de Stalin como si hubiera sido Jesucristo encarnado, su gobierno, Estatista y Dictatorial (sin proletariado de por medio) estaba lejos de ser de izquierda, sectario, genocida, desterró a millones a trabajos forzados en ciudades que actualmente son cementerios en todo el territorio ruso; fué tan poco de izquierda que el “comisario de la revolución” León Trotsky le hizo una famosa oposición (la oposición de la troika), y ¿han leído historia?, ¿quien terminó *ninguneado*, expulsado, acusado de “menchevique” (opositor “escuálido” en venezolano) y asesinado en la casa de su amigo el pintor Diego Rivera en México?, les puedo asegurar que Stalin no fue.

Como tampoco puedo estar en favor del intervencionismo norteamericano y que la gente de la oposición se vaya a tomar “fotos” con el, hasta ahora, considerado el peor presidente que ha tenido Estados Unidos en su historia, decir “que vaina tan buena!, le estreché la mano a George Bush” es algo que debería dar vergüenza a cualquiera, no por algo, TODAS las guerras de esta historia moderna desde finales de la segunda guerra mundial, han tenido como epicentro la política anti-comunista intervencionista de los Estados Unidos y él, es Hijo y Nieto de dos grandes precursores de esta política.

No estoy en favor del consumismo, hijo pródigo del capitalismo, que siembra de destrucción nuestro planeta, pero, para quien crea que eso es sólo posible en capitalismo, recuerden la historia del Mar de Aral, el otrora lago más grande del mundo, es ahora un gran desierto seco, producto del corporativismo explotador de la Unión Soviética que represó sus afluentes para construir grandes sistemas de riego, ahora del Mar de Aral solo queda la historia.

El problema, es que el “ninismo” no es una *anti-doctrina* o la ausencia total de toda voluntad de votar por una u otra facción (o al menos, esa es mi concepción del “ninismo”), el ninismo implica entender que el mundo no es blanco ni negro puro y que las facciones en conflicto no son las dueñas y señoras de la única verdad plausible; el admitir que se deben hacer las críticas, ya que las críticas nos hacen crecer y ser mejores ciudadanos y que dichas críticas deben ser asumidas con dignidad y no con ataques y represalias.

Hay varios preceptos que acepto como reales en el ninismo, primero, este gobierno no es en lo absoluto ninguna dictadura, como erróneamente lo ha tildado la oposición, es un liderazgo construído por un presidente que se ganó unas mayorías que lo aceptan y lo aplauden, ahora que ya no está, queda la veneración de su legado; pero siempre repito y todo el mundo lo sabe, las democracias no son cosa de *solo* mayorías, fueron mayorías (y qué mayorías! 74%) las que eligieron a Adolf Hitler como único representante del pueblo, jefe y cabeza del pueblo, líder supremo y caudillo (El führerprinzip), que persiguió y mató a millones de minorías por toda Europa y llevó al mundo a una Guerra Mundial, también fueron mayorías, cansadas del oprobio de la monarquía y del intervencionismo norteamericano en Vietnam, las que le abrieron los brazos a Pol Pot durante los eventos de la toma de Phnom Penh en Camboya, sin percatarse que solo 3 años después habrían muerto 1.5 millones de personas de hambrunas, enfermedades o a manos del Khmer Rojo; por ende, las democracias deben ser expresión viva de las minorías en el respeto de las igualdades de oportunidades y el absoluto respeto entre los habitantes de un país, no quiero ver una guerra civil en un país solo porque la gente es bastante licenciosa para insultarse y agredirse de la manera más terrible.

El Ninismo positivo

Al caminar por el sendero blanco, puedes ver las bondades de cada bando, una oposición (y no un *oposicionista*) es aquél que, admitiendo los beneficios y bondades del otro, crítica y condena las ineficiencias, las atrocidades ó simplemente las inutilidades de un gobierno; por ende, uno es opositor, pero que no se venga deportivamente a colgar un letrerito de “todo opositor a nuestro régimen, es un derechista”, como si eso fuera cierto, cualquiera puede leer mi larga línea editorial que se remonta a 2003 (ya cumplí 10 años escribiendo) y saben que soy un fúrico crítico de la ineficacia, de la corrupción y del pillaje, no sin ser apoyo y compañero de las ideas que me parecen geniales y/o beneficiosas para el pueblo.

Un día discutía con alguien de la oposición “ninguneando” las Canaimitas, “oye,  espera!”, no te alebrestes, pero son 2 millones de Canaimitas, eso no ha sido regalado por nadie en todo el continente americano (si no, en el mundo), tendrá sus problemas y sus inconvenientes, pero es sorprendente lo que ese proyecto busca.

En el área de tecnología, que es una de las que más me entusiasma y enorgullece, podemos contar con 2 satélites, uno de ellos topográfico, la TDA en cooperación con Argentina/Brasil, VTelca, Orinoquia y VIT son algunas de las empresas de tecnología que han nacido de la cooperación surgida desde el seno del gobierno con el mundo, esto, no se puede negar ni tapar el sol con un dedo.

Este gobierno tiene extraordinarias ideas por las cuales y con razón, se ha ganado la anuencia de 8 millones de venezolanos para gobernarlos, pero, como este escrito se trata de “blanco y negro”, se debe admitir con tristeza que muchas cosas se han dejado de hacer por simple inoperancia e ineficacia, desde el año 2005 funcionarios de gobierno estuvieron alertando sobre el problema eléctrico, ya en 2010 el Ministro Rodríguez pidió un “Misión Eléctrica” para atacar los sabojates y los problemas crónicos del sistema eléctrico, pero, ya han pasado 4 años de problemas eléctricos graves en el país (¡4 años! eso es todo un período presidencial norteamericano) y es solo ahora que se “piensa” decretar una.

El otro lado del gris

Claro, cuando tu estás dentro, te hablan de “usar software libre, 3390, blah, blah, blah” y vienen los cubanos con su softare privativo bajo el brazo (porque ellos, al igual que nosotros, ¡como les encantan los productos del consumismo imperialista!), los ves trabajando con Adobe Flash, Microsoft Windows, mac OSX y después uno se pregunta, “epa!, ¿ellos no eran supuestamente los más elevados ideológicamente a nosotros?” y a la crítica más pública viene la patada por el fundillo y “no sigas hablando mal de nuestros camaradas y compatriotas revolucionarios, carajo!” …

Si, esos camaradas y compatriotas que tienen una “casa de software” llamada ALBET que gana 250 millones de dólares al año en acuerdos de negocios “bastante privativos” con Venezuela; tu ves a los compañeros de la comunidad de SL de Venezuela (*camaradas*)  “en secreto”, en listas privadas, entre ellos, hablando mal de ALBET y de lo mal que ha sido manejado ese convenio (solamente la migración -a Oracle y .NET- del SAREN costó 47 millones de dólares en licencias y servicios), pero, en actos públicos, por twitter y demás redes sociales, no pelan una oportunidad para tomarse una foto con algún funcionario de ALBET o gritar a todo pulmón “lo felices” que están con su presencia en Venezuela pa solamente *caerle* bien a ministros y funcionarios de gobierno.

Como aquél amigo Chavista, al que acompañé a un acto y este dijo “mira, ahí viene *tarimator*”, cuando volteo veo al diputado Darío Vivas, el hombre (que según este amigo que trabaja en una institución grande del gobierno) que le alquila las tarimas, el sonido y la agencia de publicidad y volantes a todo acto a realizarse en Caracas; cuando el diputado se acercó a mi amigo, este lo saludó efusivamente y con el famoso saludo de “camaradaaaa” … ciertamente de ese gen de la hipocresía a mi no me “inocularon”.

El propio hecho de la existencia de las misiones, estoy de acuerdo con las misiones como forma de ayuda a todos los problemas del país, pero la Misión (estructura organizacional dependiente directamente de Presidente de la República) es una demostración, tácita, de la INEFICIENCIA de las estructuras formales de los ministerios para reaccionar a la velocidad que requieren los problemas del país, ¿7 años y aún no tenemos cédula electrónica?, ¿8 años y aún no hay molinos eólicos supliendo electricidad?, ¿4 años y aún los problemas de las cárceles intactos?, ¿3 años de inversión en conjuntos y misiones para empleo y el desempleo para bajar la tasa solo un punto?, Canaima tiene 3 años y tiene sólo 3 versiones, ¿qué pasó con los 600 millones de dólares que le dimos al Instituto Rosatom de Rusia?, ¿y dónde quedaron los 59 millones de dólares del proyecto “Genexus/Altagracia” que firmó Yadira Córdoba?. Todo revolucionario que se “respete” debe estar a favor de la reducción del Estado para la migración de las estructuras al “Estado Comunal”, eso, es, a todas luces, lo que Chávez buscaba, ¿no?, entonces ¿por qué tenemos 35 Ministerios? tenemos uno para cada tipo de transporte (terrestre, marítimo y aéreo, prontamente tendremos el galáctico, el sub-acuático y el trascendental-psicokinético) prontamente tendremos un Ministerio para gestionar la distribución matutina del café con leche si no evitamos esta espiral de improvisación que está matando no solo al gobierno, sino a la nación entera.

Ninismo de Izquierda

A ver, hagamos un ejercicio, tomen a alguien, hijo de un comunista y de una social-demócrata, que se dedica a publicar artículos de computación, ayudar a los demás y pregonar por el mundo entre otras cosas, las bondades del software y en general del conocimiento  libre; desde el primer día apoyó al proyecto Canaima (y estuvo en LA PRIMERA reunión fundacional del proyecto Canaima), (para los amigos chavistas que me insultan y me adversan que se preguntan ¿por qué el nombre de un *escuálido* aparece en el “acerca de Canaima”?), me retiré del proyecto porque soy enemigo de dos cosas, de la ineficaz burocracia y de los insultos sectarios y sin sentido, pero aún sigo ayudando, desde las sombras, respondiendo preguntas del equipo y hasta publicando ayudas por este blog; JAMAS he cobrado por dar charla alguna en ninguna parte y hasta llegué a recorrer (sacando plata de mi bolsillo) toda Venezuela con el Congreso Nacional de Software Libre (cuando estaba empezando), incluso llegué a dar una charla de concientización sobre el uso de software libre en la propia “esquina caliente” de la plaza Bolívar de Caracas y apoyo desinteresadamente a empresas de tecnología, públicas y privadas, en el país.

Por el otro lado de la moneda, tenemos a un señor, diputado de la Asamblea Nacional, que sólo viste trajes fijos Louis Vuitton (y si anda de casual, con las del cocodrilito, “Lacoste” es que la llaman), le encanta la Fórmula 1 y ¿qué hace?, pues no la ve en DirecTV, sino que viaja a los grandes Pits mundiales a tomarse fotos con Pastor Maldonado, firma con un bolígrafo Mont Blanc (como si eso hiciera mejores las leyes), es un completo inepto de política (una vez dijo que el imperio nos “espiaba” a través del decodificador del DirecTV), es diputado por mi Estado y aún así no pudo “decir” donde vivía, aquel que con sueldo de “Diputado” puede pagar la presentación de “Chino y Nacho” en los quince años de su hija, el que, antes del “salto de talanquera” de Henri Falcón decía “Este, Henri, es uno de los grandes líderes de la Revolución”, si, ese, que carga un iphone (de la empresa más imperialista del planeta, como la mayoría en el gran gobierno); pero, dicho sea de paso, este diputado “venido de lo humilde” que ahora tiene para viajar siempre al exterior y comprarse cosas caras como cualquier burgués, que jamás usará un teléfono vergatario o una computadora VIT, según ustedes, los del PSUV, él es más “de izquierda” que yo …

Esto en vez de la “doctrina Juche”, es la “doctrina Fuchi”, cualquiera hace “lo que le da la gana” (así huela mal), si está inscrito en el PSUV, es de izquierda “ad addendum”, sin embargo, alguien, así sea sobrino de Marx y lucha por la apropiación colectiva del conocimiento, si osa criticar a lo más mínimo de la plana del gobierno, será tildado de enemigo, majunche, mequetrefe, mercachifle (¿dónde rayos aprendió Nicolás esa palabra?) y por sobre todo, escuálido (y se le engarza el epiteto de “derecha”).

Y he ahí el meollo del asunto, hasta en la más dictatorial base soviética Stalinista, se admitía que había “oposición de otros cuadros de la izquierda”, acá, un funcionario de gobierno  puede ser mercantilista, estatista, corporativista incluso ser capitalista y defender el consumismo (como Mario Silva) y aún así ser tildado de izquierda por simplemente “pertenecer de carámbola al partido”, o sea, no hace falta ser de izquierda, solo hace falta, parecerlo …

Porque Nancy Ascencio del PSUV, definió muy bien la doctrina originaria “Si William Ojeda, eres un jalabolas, pero prefiero que le jales bolas a Chávez y no al imperio”, en fin, hay que jalar bolas, caer bien y *pertenecer*, lo de militar y comulgar con la izquierda es ciertamente “opcional”.

Ninismo sin Nini

Ciertamente ser un crítico de las estructuras establecidas me ha traído inconvenientes, si ven la relación, hace unos 4 años atrás era mucho el Chavista que venía a mi blog a leer los artículos críticos y comentar, para bien o para mal, no sé, tal vez pensaban que era “Chavista” porque me inscribía en Canaima y en cuanto proyecto se creara para apoyar al pueblo, iba a otros Estados (como Táchira) a dar clases a consejos comunales de uso del computador, como también apoyaba abiertamente las migraciones a Software Libre de grandes instituciones como las empresas básicas de la CVG; ahora que este mundo se ha llenado de polarización, la mayoría ha dejado de “pasearse” por acá, tal vez una vena fascista les palpita en la frente y les impide aceptar la crítica, no de alguien de la “oposición mercachifle” sino de alguien que vivió adentro de la bestia de la burocracia venezolana y salió vivo (y además, con su ideología intacta) para contarlo.

No ser Chavista pero aceptar con beneplácito los buenos proyectos del gobierno y ser opositor pero admitir que la oposición inepta que existe “en los medios” no te representa, es difícil en un país sectario como Venezuela, donde a cada rato y en cada lado, te despojan de beneficios solo por tu color político (en par de entrevistas para trabajos, las personas se enteraron que yo era “phenobarbital con soda” y leyendo mi blog me dijeron “no comulgamos con tus ideas acá”, tristemente fué en una empresa privada y en una institución del Estado).

A todos les digo, a aquellos que “eran de oposición” y hasta “firmaron contra Chávez” y ahora son más Chavistas que Maduro, tal vez con el único fin “mercachifle” (¡me lleva esa palabra!) de *caerle bien al gobierno* y recibir sus migajas de trabajo, apoyo y dinero, como a aquellos que eran “chavistas” y defendían a capa y espada al gobierno e ipso-facto quedaron fuera de la Administración Pública se volvieron más opositores que Maria Corina Machado, a los que siguen siendo “chavistas” y hacen “comités” para distribuir mi twitter para que chavistas me insulten cada vez que critico el gobierno, a los opositores que te “recuerdan” (bajo su buena tanda de gritos) del alto costo de la vida, de la devaluación o de la inseguridad, cada vez que le hablas de lo buenas que son las canaimitas, a los que no vivirían sin un iphone, un ipad, un blackberry y consideran que no existió mejor gobierno que el de George Bush o a los que viven viendo una hoz y un martillo en todas partes y consideran que la Unión Soviética fue “el mar de la felicidad” y que Cuba es “la lagunita que queda de ese mar de felicidad” o que hablan de las historias de Stalin como si fueran las lindas anécdotas de mi abuelito, a todos les digo que “No hay Ninismo sin NiNi”, prefiero andar limpio (pero honrado y decente) que genuflexo y renunciar a mis ideales para que me den un contrato, donde haya algo bueno que aplaudir, aplaudiré y donde haya algo que criticar, esta será mi ventana pública para criticarlo sin miedo.

Ni Chavista, Ni Oposicionista, crítico hasta el fin …

Acerca de phenobarbital

http://about.me/phenobarbital

Publicado el 6 abril 2013 en Blogeando!, La nota del día, La soda y la pastilla, Política. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Pensé que no quedaba nadie que no hubiese caído en los brazos del radicalismo sectario, sin racionalidad. Felicitaciones por mantener tú postura integra a pesar de “la marea”.

  2. Gran articulo de verdad que esta semana me la he pasado muy bien leyendo los últimos artículos que has publicado, en la cual en cada uno de ellos me he llevado un nuevo aprendizaje .

  3. Una vez más excelente artículo, expresando críticas de manera impecable y equilibrada.. mis respetos.

  1. Pingback: Cortando con cuchillos de palo | Phenobarbital con Soda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: