Sobre el martillo y los clavos …

Siempre muchos estudiosos de las teorías del diseño de sistemas, te indican que “debes saber más de un paradigma” y “debes aprender más de un lenguaje”, para poder entender y además resolver, la mayoría de los problemas que cotidianamente se te presentan …

Esto casi nunca es posible (más con los chucutos pensa curriculares de nuestros estudiantes universitarios) que aprenden no más de un lenguaje y si acaso, el paradigma procedural estructurado; esto causa (para el entendimiento de los no-informáticos) *el síndrome del martillo*, esto es, sentirse martillo y ver todos los problemas como clavos.

Este preámbulo sirve para describir este síndrome en todas las facetas de la vida humana, pero ciertamente quienes más lo sufren, son los políticos (y los diputados de nuestras Asambleas Nacionales), para muestra, un botón …

¿Cual es mi martillo?

El martillo básico del político es LA LEY, en cierto modo pragmático, se pueden resolver muchas cosas con las Leyes, pero NO TODAS las cosas; aca sufrimos una suerte de “sobredosis de leyes” y cada problema que se presenta, pretende generar una ley (o un decreto con fuerza de ley, una ley orgánica o como mínimo, un acuerdo) con todo su respectivo marco jurídico y coroticos incluidos (Reglamentos de Ley, institutos operantes autónomos, Oficinas nacionales de la Ley, etc) …

Lo triste de todo este caso, es que ni las leyes más básicas se aplican, ¿cómo se aplicarán las más complicadas? …

Leyes van y leyes vienen …

Mi problema no es que esté en favor de un acuerdo contra el racismo e incluso que se incluyan capítulos punitivos en el código penal, incluso el generar una Ley “La Ley contra la discriminación racial”, pero de allí a crear un “Instituto Autónomo Nacional contra la Discriminación Racial” raya en la soberana burocracia que carcome la nación, es tan difícil (por la misma burocracia) crear oficinas inter-dependientes entre diversos Ministerios que es preferible y más saludable crear un nuevo Instituto, con más empleados, más gasto público, para generar las campañas de concientización, campañas que deberían ser generadas por el MINCI (Organo de Divulgación establecido) …

Pero bueno, a una Diputada se le ocurrió incluso elevarlo al nivel de un Ministerio “El Ministerio de la Afrodescendencia”, si vamos a crear un Ministerio por cada raza objeto de racismo (y fomentar el racismo positivo) nos quedaremos sin edificios en Caracas solo para albergar Ministerios.

Puro Martilleo …

En efecto, no es que esté en contra de la Ley, sino del hecho de hacer leyes a diestra y siniestra, ¿recuerdan la ley contra juegos violentos?, ¿se ha aplicado?, ni siquiera se tiene IDEA de como aplicarla, fue una burda intención de decir que cualquier cosa acá se cura con una ley, desde una ley para resguardar a las personas contra la AH1N1 hasta una ley para salvarnos del niño y sus efectos en el sistema eléctrico …

Pero fuera de toda broma, hay leyes para minerales metálicos, no-metálicos, piedras preciosas y petróleo, ¿cuándo los unificaremos en una única ley y dejar de estar matando bosques imprimendo leyes todas las semanas? …

Este tipo de cosas me recuerdan las leyes Estonias, como aquella de que “queda terminantemente prohibido jugar ajedrez mientras se hace el amor” …

Enseñando otros “lenguajes”

¿Cuando le enseñaremos a nuestros diputados y políticos otro lenguaje que no sea una *ley/decreto*?, ¿quien les dijo que un decreto y una “fiesta del asfalto” iba a resolver el problema crónico de los huecos de Caracas?, ¿quien les dijo que una prohibición de venta e importación de juegos violentos iba a resolver algo si todo el mundo tiene un Internet como para poder “bajarse” sus propios juegos? …

La ley contra la discriminación indica que no existe “organo jurídico competente en materia de discriminación” (como justificativo a la creación del Instituto/Ministerio), ¿y la Fiscalía General de la República no es el órgano competente para procesar denuncias de cualquier acto doloso y/o punitivo, incluyendo ofensas, perjurios y en este caso, actos de discriminación? …

De hecho la ley es racista per-se, porque habla de “afrodescendientes”  como una serie de puntos (unos medibles, otros subjetivos de apreciación) que la persona reconoce “en sí mismo” como descendendiente del Africa; sin embargo es “indígena”, únicamente aquellos descendientes de los pueblos indígenas que mantengan viva su identidad cultural, social y económica con su pueblo …

Leáse, se es afrodescendiente, en cualquier parte y cualquier circunstancia (solo basta con decirlo), pero se es indígena única y exclusivamente si sigues tus costumbres y mantienes tu identidad cultural (aunque hacen la acepción de “aunque adopte elementos de otras culturas”) …

Un negro es negro en cualquier parte, un Wayuu, debe estar en su tribu y mantener sus costumbres para ser considerado indígena Wayuu … ¿no les parece discriminatorio ese trato y preferencial hacia los afrodescendientes? … pero bueno, de eso no se trataba este artículo, ya otros tratarán ese tema …

Conclusiones

Yo sé que al estilo Faurisson (vease: Noam Chomsky) este artículo va a despertar iracundas respuestas, que soy un racista, que estoy en contra de una ley contra la discriminación y un sinfín de dimes y diretes en mi contra por semejante “postura en contra de la afrovenezolanidad”, insisto, de lo que estoy en contra (si alguien se deja orientar) es de la burocracia desmedida y campante, todo lo queremos resolver con Institutos, Ministerios, Vice-Ministerios, Centros Autónomos, como la “Ley para la promoción de la pequeña y mediana industria con propiedad social”  pero ya había una “Ley para las comunas y la propiedad social” así que no entiendo el por qué de la redundancia (o la imposibilidad de ampliar una Ley, es mejor hacer otra de cero).

Otro instituto, más edificios, más empleados, más gasto burocrático, más estructuras jerárquicas, computadoras para secretarias, inmuebles, cantidad de oficios y papel de oficina, en vez de hacer que una serie coordinada de instituciones (Min educación, Fiscalía, MinCI) coordinaran las actividades promovidas por esta Ley, es mejor crear todo un instituto “desde cero” … así pensamos menos …

Acerca de phenobarbital

http://about.me/phenobarbital

Publicado el 10 mayo 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. No veo por qué este artículo podría despertar “iracundas respuestas” que eres X o Y.

    En realidad no me parece que digas mucho que pueda objetarse, dentro de tu posición, y entendiendo tus argumentos.

    Pero no me hagas caso, seguro el tema es que yo soy una enrollada y por eso termino no creyendo en afirmaciones sobre lo que la gente va a hacer a continuación como si tuvieran absoluto control sobre lo que pasará después.
    😀

    Creo que tu artículo deja en evidencia un problema que es de necesaria atención. Gacias por compartirlo

  2. Menos leyes, más jueces y procesos más rápidos. Eso es lo que se necesita. Todos son crímenes, ¿por qué atenuarlos por condiciones elegidas? Igualdad ante la ley, sobretodo.

    Meras ganas de joder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: