Respeto

Respeto; miramiento, consideración o deferencia que se tiene contra alguien o algo, tipo de veneración o acatamiento con el que se sigue a una persona.

Viene del latín respectus; que significa atención y/o consideración.

Las raíces del respeto.

Hay quienes asocian al respeto (incluídas algunas corrientes Kantianas) una especie de inclinación hacia el temor (incluso el Diccionario de la Real Academia asocia el temor como sinónimo); siendo este (el respeto) un sentimiento tan singular hacia una persona; podría tener cierta analogía; pero no debería confundirse.
Este temor; como podría llamarse, ha conllevado a una subsecuente cadena de ataques al sentimiento; ya sea por darle una explicación lógica (erúditos como Atwell; al igual que Kant indican que el respeto es un nexo intermedio entre el sentimiento de moralidad y la acción en sí; pero nadie actua por moralidad pura, siempre existe una obligatoriedad social en virtud de la ley moral) o ya sea por descalificarlo; alegando en algunos casos que esa “siembra de temor” conlleva a separaciones de castas y grupos sociales diferenciados; todos enemigos del socialismo; pero, ¿es esto cierto?.-
Kant llegó a definir el respeto como “la conciencia de una libre sumisión de la voluntad bajo la ley moral”; asumiendo esta sumisión no-pasiva (para evitar la acometida por temor o imposición) sino que el ser está en plena conciencia de su sumisión a las reglas morales de la sociedad y tiene el libre albedrío de seguirlas o no; por lo tanto el solo hecho de sentir respeto no implica necesariamente el ejecutar la acción moral que este conlleva; como por ejemplo, el ceder la silla a una embarazada es la acción moral, aunque ya muy pocos jóvenes lo estén ejerciendo (El “deber” existe, pero no existe la inclinación a ejercerlo o en su defecto este “deber” no ha sido forjado en la personalidad; por ende, no existe la necesidad de satisfacer la acción)
El único problema que surge de la “racionalización” del sentimiento y de la imposibilidad de eliminar el deber y el miedo de las criaturas finitas; es las suscesivas transgiversaciones que del respeto (como deber, como valor y virtud y como miedo) han surgido a lo largo de la historia; tratando de racionalizar, criticar o incluso eliminar el concepto de respeto en la sociedad (buscando una “falsa” igualdad o priorización del libre albedrío sin intervención de la moral).
El respeto; como un camino infinito en la busqueda de la virtud santa; como lo establecen algunas religiones antiguas como la hinduísta, los taoístas o la máxima del cristianismo “Ama a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a tí mismo”, ha sido completamente desligado del amor a nuestra especie y ha sido racionalizado por el mundo occidental convirtiendolo en un “ritual ridículo más” (como el no poner los codos sobre la mesa al comer o levantar el meñique al tomar una copa) con posibilidades de ser excecrado por nuestra propia “racionalidad” y “libre albedrío”; descuidando una vez más (y sin pensar que sea exagerado admitirlo) que el respeto nace como un amor sobre los individuos de nuestra especie y sobre nuestro ambiente que nos permite perpetuarnos y mantener nuestra subsistencia como especie en este planeta.

El respeto a los mayores
Una de las máximas razones por las cuales hemos prosperado como especie (más allá del pulgar prensil, el caminar ergidos o la vista binocular) es la capacidad de nuestros individuos mayores de vivir más allá de la edad máxima de procreación, convirtiendose en la “tercera edad” necesaria para la “perpetuación” de todos los conocimientos de la especie; nada ha sido más importante.
Como se ha descubierto en experimentos recientes, la mayoría de los chimpancés “no saben” que son omnivoros (como aún la mayoría de los humanos no entienden que nosotros también lo somos) y lo “aprenden” a partir de sus abuelas que les enseñan técnicas para descubrir las mejores bayas, usar herramientas para extraer hormigas y otros insectos y otras útiles técnicas de caza; esta “apropiación del conocimiento” por los más jóvenes de sus ancestros nos ha llevado a donde estamos ahora; sin embargo, con la “tecnificación” del conocimiento y la desvirtuación del vínculo ancestral, se la logrado que muchisimas generaciones de jóvenes no sientan respeto o valoren la presencia de las personas mayores.
… y para ello contaré tres anécdotas.
Me subí a un transporte público (bus) en hora pico, este (obviamente) se encontraba completamente lleno y voy de pie; dos paradas de autobus más adelante se sube una señora muy mayor, calculo unos 70 y algo de años; el bus (una ruta-5) va lleno de jóvenes ya que esa ruta es la predilecta de estudiantes de la UCLA, Politécnico, UPEL y el IUETAEB; enfrente va un joven gótico con un ipod, a su lado otro tipo punketo jugando con dos blackberrys; asiento detrás del chofer van dos jovenes hablando bastante fuerte de sus capacidades amatorias, detrás dos chamos con aspecto de mecánicos, llevan una caja de herramientas y en los asientos que están a mi lado van 3 chamos hablando de lo “arre-chisima” que es la película Avatar; esto como para dar un ejemplo de la fauna juvenil presente en el bus, luego de unos 3 minutos y que ningún jóven se percataba de la presencia de la señora mayor; ocurrió lo insólito, una joven, bebé en brazos, fué la que le dió el asiento!, insólito o no, la joven del bebé en brazos y coche en el otro brazo no recibió el puesto de ningún joven y fue otra señora mayor (de unos 50 y tantos) quien le cedió el puesto.
¿Qué sociedad estamos formando?, ¿Será que nuestros jóvenes no piensan llegar a viejos?, asumo que todo el conocimiento que requieren para disfrutar de una vida plena les llegará por BB Pin.

Una exitosa abogada; experta litigante e incluso varias jurisprudencias encima y muchos años de experiencia en el tribunal supremo de justicia, al llegar a vieja todos sus hijos “”bien”” formados, profesionales de hecho en distintas partes del mundo deciden darle el “regalo” de informarle que no la necesitan más en su vida, dejándola “literalmente” sola en el mundo; lo más irónico del caso es que su “nuera”; es también abogada, lo único que hizo fue pagar un año del geriátrico e indicó “aja, también pago la cuenta del sepelio, pues no creo que dure un año sola”; en efecto, la soledad causó que la señora se suicidara …
¿Ni siquiera se le dió valor al individuo por su conocimiento?, el respeto por la madre, tanto como ser que procreó nuestro ser, como ser que ha criado y forjado nuestro espíritu y nos hizo lo que somos; contrasta con los “valores” occidentales de “individualidad capitalista”, donde nuestro trabajo, nuestros preciados bienes materiales, nuestro mantenimiento del “status quo” y nuestras fuentes de riqueza e individualidad son mucho más importantes que los vínculos de amor y respeto; tal vez por ese intento de “racionalizar” el proceso de que un individuo debe ser eso; individual y de no serlo, no es necesario para nuestra especie; por cierto, el hijo casado con esa “nuera” tan excelsa, no asistió al velorio de su propia madre porque se encontraba en un “importante evento de negocios en Nueva York”.
Esta historia me la contó un sobrino de esa señora …

Hoy asistí con mi madre a cobrar su pensión del Seguro Social; que a diferencia de otros países, los pensionados acá deben hacer uso de toda la pensión y retirarla de los bancos; los cuales se llenan de largas y penosas colas de personas de la tercera edad en todas las condiciones.
Cientos de veces he escrito y estado en contra del trato irrespetuoso que reciben los pensionados en este país; pocos bancos (como el Provincial) se han dedicado a automatizar a los viejitos y tratar su dinero como “otro dinero más” y no como algo “asqueroso” que debe salir; pero estas “mejoras” en el Provincial vienen después de 10 años de vivir de las pensiones del estado y de el altísimo índice de quejas de maltrato hacia los viejitospor parte de sus propios empleados.
Pero la anécdota del día de hoy se une a esa larga queja; nos encontrabamos en cola en el BFC (Banco Fondo Común) por varias horas puesto que según los operadores del banco “no habia dinero para pagar y esperaban la remesa”, había viejitos desde las 8 a.m. y la remesa llegó a las 4 p.m.; uno de los irrespetuosos hombres armados del transporte blindado empujó a una señora mayor porque “estaba atravesada” en la “ruta del dinero”; como si una señora de setenta y pico fuera a sacar una ametralladora y robar un camión blindado.
Luego del descargue de varias bolsas y de la excesiva cantidad de tiempo que se llevó la auditoría respectiva; un funcionario del banco sale para informar que la remesa ha llegado pero con billetes de 2 Bs.F y de 5 Bs.F, para pagar una pensión y aguinaldos por aproximadamente 2200 Bs.F; salían viejitos con pacas de 300 y 400 billetes o más, inmanejables para ellos, una amiga de mi mamá que estaba desde temprano dijo “me da miedo salir con tanto dinero, voy a dar algunas vueltas por el centro comercial para despistar y me iré a mi casa”; mi mamá replicó y regañó a los operarios del banco y decidió no cobrar hoy, pues pensaba que le estaban jugando alguna clase de broma, pero otra amiga de mi mamá indicó con cara de tristeza “tendré que quedarme en esta larga cola y recibirlo, así sea en monedas, no me queda más remedio porque no tengo plata ni para regresar a mi casa y mucho menos para retornar mañana”.

¿Alguna vez algún funcionario de esos se habrá puesto a pensar si su madre estaba en la cola?, ¿si sería su madre la que tendría que pasar esa penuria de cola y recibir ese mal trato por parte de algún funcionario de otro banco? … y después nos quejamos de la criminalidad contra los viejitos durante el cobro de pensiones y es la propia negligencia (y hasta complicidad) de los funcionarios bancarios la que ayuda a ello.

Continúa: El Respeto (II)

Acerca de phenobarbital

http://about.me/phenobarbital

Publicado el 22 diciembre 2009 en Blogeando!, contraloría social, Cultura Libre, Cultura Oldie y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: