Perdiendo y ganando el pasado …

Como podemos perder tanto de lo nuestro y no recordar?, como podemos estar todos los días caminando por una calle donde estuvimos ayer?, a veces no sé si agradecer o sentirme profundamente dolido por la afición que tengo por olvidar las cosas y por coleccionar hechos, detalles y apuntes que me lleven a recordar; aunque sea a veces demasiado tarde.

Estuve revisando un viejo cuaderno; desvencijado y amarillento como mis recuerdos de aquellos días, por las fechas data de 1994, de cuando todavia hacer “blogging” era offline y en cuadernos de cualquier tipo (incluso robaba los cuadernos de mis hermanos para tener material de escritura), ahora todos escriben de las más interesantes o absurdas cosas, cuando el papel y la información eran escasos, escribir era un privilegio y solo podía ser hecho cuando las musas venían a nosotros.

Muchas cosas interesantes he encontrado en ese cuaderno, flanqueado en su primera página por un logotipo que dibujé del disco de Aerosmith (“Get a grip”; era realmente fanático en aquella época), aunque obviamente tenia que “tomar prestado sin pedirlo” el disco de Aerosmith para poder escucharlo. En la parte posterior del cuaderno pude encontrar listas de amigos, nombres que debía recordar (y que por cierto olvidé) para no cometer la falta que cometí en escuela primaria de quedar sin ningún amigo (en estos momentos, he perdido el contacto con todos esos nombres); frases interesantes escritas por Ana Iris como “No importa, todo pasa, tarde pero pasa; al final nada importa”, bosquejos de dibujos, nombres de artistas y canciones (como para que nunca olvidara lo que alguna vez como música escuché) y textos a veces sin ningún tipo de sentido.

Un texto interesante es un papel donde por una cara se esconde una vieja chuleta de matemática (si; siempre he sido y seré malo con las matemáticas) y por la otra, una dirección y unos nombres anotados a mano, entre ellos encabezando un correo electrónico liora_adler@aol.com, la conocí (junto a sus amigos) en un evento de vida alternativa realizado en 1995 ó 96; bajo el nombre de “La caravana de la paz” pasaron por Venezuela (y por Barquisimeto) y los conocí y agradablemente sostuvimos varias conversaciones acerca de su modo de vida, de las comunas, sobre la vida en hermandad, sobre el viaje del “gran arcoiris de la paz” y sobre el movimiento comunal mundial; además de evidentemente de la comunidad de la gran caravana en Hue Hue Coyote (huehuecoyotl: http://www.siriuscoyote.org/Ecovillage/visitantes.htm).

Como perdí contacto con esa extraordinaria gente?, tengo sus correos electrónicos, sus números, hasta sus direcciones en México, Brasil y USA, las rutas de la caravana; es grato saber que Internet me vuelve a traer sus rostros; a Liora (http://ecovillage.org/internal/Organization/Bios/Council/liora.html), a Alberto Ruz (http://www.huehuecoyotl.net/alberto.html), a Svante Vanbart (http://www.huehuecoyotl.net/svante.html) el fotógrafo de la caravana y de huehuecoyote; su trabajo fue muy inspirador para mi en aquella época; también recuerdo a Bea (Beatriz Briggs: http://www.huehuecoyotl.net/bea.html); quien gracias a Internet ahora veo que posee una fundación que ayuda a las personas a manejar el concenso, el liderazgo y el trabajo en grupo (http://www.iifac.org/index.php); me imagino que tendré que contactarla algún día.

Ver la dirección física de la casa de Alberto Ruz en México (apartamento 111, en Tepoztlán, Morelos, 62520); anotada tanto en mi papel de hace ya 11 años como en una página web (http://www.lacaravana.org/2006/espanol/HOMESP.HTM) me hace recordar que todo eso ocurrió y que mi actual laguna de olvido es simplemente un abandono de mi ser y de mis costumbres, formas de pensar, hábitos, todo se había querido ir colado entre piedra y asfalto, rodeado de muros y monotonías; si bien es cierto que odio las ciudades, la vida mundana sin sentido, el trabajar sin demostrar amor a tu sociedad, de vivir sin convivir, sin ayudar al prójimo y de regalar cualquier cosa que te sobre para que otro pueda ser mejor persona; me doy cuenta luego de esto que he perdido mucho en el camino y no soy mejor que cualquier funcionario público cuatrero que vive su vida sin marcar cambio en la de los demás.

Veo gracias a Internet que Huehuecoyotl (http://www.huehuecoyotl.net/Miembros.html) y que la caravana de la paz aun existen (http://www.lacaravana.org/2006/espanol/HOMESP.HTM), espero algún día no solo no volver a olvidarlos sino además, volver a visitarlos; darme cuenta que la vida aún sirve para algo más que instalar computadores.

Qué anécdotas; mi primera tarjeta magnética de CANTV, de 2000 Bs, la carátula de mi disco perdido de Miguel Rios, una carta de una prima en Estados Unidos, mi primer pasaje de Aeroexpresos luego de su inauguración (que inició operaciones desde Caracas por allá por 1994), anotaciones sobre viejas recetas de dulces (sobre mi venta de tortas y dulces que llevaba con mi mamá por esas fechas, cuando aún estaba en el bachillerato), cosas que anoté para no olvidarme de quien era; un chico soñador e inquisitivo que soñaba con tener una dulcería, un centro de juegos, ser el primer político honesto y tener una gran colección musical…

Ya ni de lo último podemos contar …

Acerca de phenobarbital

http://about.me/phenobarbital

Publicado el 23 noviembre 2008 en Blogeando!, Cultura Libre, La soda y la pastilla. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: