Servicio público

Hay dos cosas que siempre me caen mal y nunca entenderé de las gentes estresadas y sin sentido real de la vida de las ciudades; el no detenerse a contemplar las cosas hermosas de la vida (tomarse un café, admirar una mujer hermosa, disfrutar de un atardecer) y el perder toda fuerza de hacer ciudadanía y ayudar al prójimo sin esperar alguna “recompensa” a cambio; este factor hace que la gente viva eternamente estresada; desorientada y en enemistad con el resto de los habitantes de la ciudad; ver como una ciudad se convierte en una metropoli de almas de piedra es horrible, frio y terriblemente patético.

Me encontraba en San Cristóbal y en una transitada vía que va hacia Pueblo Nuevo, nos encontramos una gran cola de vehículos, dicha cola era en hora pico, de tal manera que era insoportable; cuando llegamos al final de la cola nos encontramos con una gran rama de arbol obstruyendo 2 canales (el de servicio y el del medio) y por ende, la gente pasaba despacio por un lado; le exclamé a Walter ¡Dios, que falta de conciencia ciudadana!; ¿Acaso nadie se puede bajar a ayudar a mover esa rama que les está afectando el tránsito y los está haciendo llegar tarde al almuerzo?; por lo visto no, habian pasado varias horas y la gente solo esperaba a algún operativo del gobierno para que se llevara la rama.

Nunca me ha gustado ser un inútil dependiente del gobierno y mucho menos, ser un “habitante” en vez de un “ciudadano” de donde me encuentre;  y le dije a Walter que orillaramos el vehículo y nos dedicaramos a mover esa gran rama para al menos, liberar un canal de tráfico y que hubiera más paso para todos (dije, “tal vez nuestra acción estimula a alguien y nos ayuda”); durante el proceso de liberar el canal de la rama que obstruía el paso cruzaron:
Un autobús de la UNET lleno de estudiantes
Una camioneta llena de chamos que decian “recien graduados de Ing. Industrial”
Un tipo que nos insultó por estar atravesados (como si fueramos culpables de tumbar el árbol) y nos lanzó su camioneta encima
Miles de carros más que miraban “consternados” como alguien puede ensuciarse las manos para mover un arbol sin que le estén pagando …

dsc00499.jpg
Primera foto; estamos viendo como mover la rama

dsc00498.jpg
Procediendo a mover el árbol

He de comentar que por accidente me corté la mano y empecé a sangrar, pero eso no evitó que removieramos la rama y lograramos destrancar el tráfico; aunque ni un “gracias” o “hurra” se escuchó de los vehículos (incluso uno pasó arrecho como a 90km/h como a 5 centímetros de walter, que si no se quita del canal recien destrancado, lo atropellan).

¿Qué le pasa a la gente que ya ni en las cosas que les afectan ayuda a los demás, o incluso a sí mismo?; ¿Cuanta desidia más se acumulará dentro de la población?… ¿Y así esperan que un país surja adelante? …

Por cosas como esta es que el venezolano vota por fórmulas mesiánicas; ya que le da pereza construir el país que desea con sus propias manos y espera a que los demás resuelvan los problemas …

Acerca de phenobarbital

http://about.me/phenobarbital

Publicado el 12 abril 2008 en Cultura Libre, Cultura Oldie, La soda y la pastilla. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Pana te felicito, gente como tu es la que necesita Venezuela, de verdad que es indignante ver que nadie se preocupa por el otro y nadie se detiene a pensar tan solo un segundo y ponerse en los zapatos de los demas. Y das en el clavo al decir que aqui mucha gente le echa la culpa al gobierno de turno y nunca reflexiona que para solucionar sus problemas deben involucrase ellos mismos y no esperar que un milagro les caiga del cielo. Esa es la cultura de la vida facil. Pero bueno actos como los de usted y los de muchos mas son los que dia a dia iran cambiando esos valores.

  2. felicidades, esa es la actitud de un verdadero ciudadano, que se ve afectado por una situacion y va en busca de la solucion, si solo pudieramos multiplicar esa actitud como un spam, formariamos a un grupo de gente que cambiaria la situacion de este pais en muy poco tiempo, lamentablemente eso no se puede hacer tan facilmente, espero que esta historia deje como moraleja “Solo nosotros somos participes de las cosas buenas que nos suceden”

  3. Siempre debemos buscar que las personas tengan un beneficio de nosotros; de manera sincera y sin esperar recompensa; si esperamos recompensa, entonces nunca haremos el bien.
    Shalom Aleichem y felices fiestas para todos!

  1. Pingback: Ser bueno también paga … « Phenobarbital con Soda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: