Un conato de crepúsculo (o sobre la contaminación de Barquisimeto)

Durante mi anterior post expliqué lo mucho que me divertí tomando fotografías; claro, eso hasta que recordé que vivía en Barquisimeto.

Barquisimeto durante años ha tenido uno de los espectáculos de crepúsculos más hermosos que haya visto (y eso que he vivido en muchos sitios); geológicamente es debido a su condición de desierto (o casi-desértico) y a los grandes vientos que azotan el oeste y suroeste del valle de las damas (o baradida, como dirían los Jirajaras); cuando este polvo alcanza la atmósfera es capturado por las nubes y se ilumina bajo la luz del sol del atardecer; en el caso de Barquisimeto, su suelo es arcilloso, contenido mucha caliza, pizarra, arcilla y otros tipos de silice, lo que hacen que el cielo brille de unos interesantes tonos desde amarillos, naranjas hasta llegar a rosas y unos increíbles violetas..

Claro!, hay ciertas localidades de Venezuela donde si tienes suerte, puedes hacer tomas como esta:

Foto del Pico Bolívar al atardecer …

Y este conato?

img_0362.jpg img_0356.jpg

Esto de arriba es lo que yo llamo un “conato de crepúsculo” porque aunque parece coloreado, se ve opacado por esos oscuros tonos grises de las nubes; sería que iba a llover? … pues no, lástima que no …

A estas alturas, hubiera preferido que fuera lluvia …

img_0361.jpg

Barquisimeto se caracteriza por una zona agrícola circundante; frecuentemente encontraremos Caña de Azucar; una de las características tradicionales de este cultivo es de quemar los campos para crear el rastrojo y volver a sembrar ahi.

El aspecto de la fotografía de arriba deja mucho que desear; son estratos, no nimbos (nubes de lluvia) las nubes presentes ahi, estan claramente opacadas por el humo de las quemas de caña de azucar (que se realizan siempre en estas fechas).

Bueno, se ha hecho durante siglos, ¿que más importa no?, pues si, importa mucho!, no solamente es perjudicial para el ambiente (tanto C02 liberado a la atmósfera como el daño en la capa de nitrógeno y nutrientes del suelo) sino que además existen innumerables tesis de su daño a los seres humanos.

img_0358.jpg

Fotografía de restos de bagazo de caña quemados, desperdigados por todo el piso.

Ok, pero no conformes con eso y por ordenanza municipal (no sé que se le metió al alcalde al ordenar eso), algunas siembras de caña queman las hojas y en bagazo en incineradoras!, han comprado grandes hornos para incinerar esos restos y no dejan esas molestas virutas negras volando por los aires (que me imagino fue para dejar de limpiar esas virutas de las calles) pero ahora deja algo peor, un microscópico polvillo negro que se mete en todo (incluso en mis pulmones), visitando a una amiga médico, me indicó que las enfermedades pulmonares presentes en el Hospital Antonio María Pineda se han incrementado enormemente estos ultimos años como consecuencia de estas medidas de incineración; que solo hacen ocultar el tema de las virutas pero crea un peligroso (y casi invisible) enemigo para el medio ambiente, la ecología de la zona y nuestra salud (e incluso nuestros equipos, uno de los cooler de mi CPU se quemó al acumular tanto polvillo negro alrededor de si).

img_0360.jpg

Polvillo negro, tomado con un zoom macro.

Este polvillo es el responsable de los grises atardeceres que tenemos en Barquisimeto en estos días; miles y miles de toneladas de materia vegetal carbonizada y CO2 son arrojados al ambiente todos los días en los cielos de Barquisimeto ¿para qué poner entonces cestas de reciclaje de basura en nuestras calles si permitimos semejante ataque al medio ambiente?, ¿Con qué cinismo le decimos a la gente que hay que cuidar el medio ambiente y permitimos de manera descarada que este ocurra, en escalas colosales, ante nuestra mirada indiferente como mandatario?.

Quisiera que por ejemplo la UCLA, tomara estos residuos vegetales y encontrara no sé, una forma de generar alcohol, o fibras textiles o para algo deben servir, hay que detener este ataque a la ecología ya!.

Y despues la gente pregunta como Barquisimeto pasó de tener mañanas a 18 grados centígrados, a tener mediodias de 35 grados centígrados!, claro, el efecto invernadero lo tenemos en casa!.

About these ads

Una respuesta a “Un conato de crepúsculo (o sobre la contaminación de Barquisimeto)

  1. Pingback: Phenobarbital con Soda » Blog Archive » Vanilla Sky! (o la contaminación de Barquisimeto)·

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s